Oleada de robos en las comunidades de regantes
COAG-Jaén denuncia una oleada de robos en las comunidades de regantes
COAG-Jaén denuncia una oleada de robos en las comunidades de regantes


Los ladrones se introducen por las noches en los centros de transformación y se llevan todo el cobre y herramientas que encuentran, desconectando los sistemas de alarma

La Coordinadora ha solicitado una reunión con el Subdelegado del Gobierno para que se aumente la presencia de vigilancia de la Guardia Civil y buscar una solución a este problema

Jaén, 10 de julio de 2014. Las comunidades de regantes de la provincia están sufriendo robos de cuantiosas pérdidas desde que comenzó este año, acentuados especialmente en los últimos meses. Solo en las zonas de Mancha Real, Jaén y Torres se han producido ya cuatro robos, concretamente en las comunidades de regantes de Pozo Blanco, San Isidro, Jarafe Casicas y Cruz de los Caminos. También en la zona de Villargordo se han registrado varios de estos episodios. De hecho, la comunidad de regantes El Valdío, de este municipio, ha sufrido ya dos robos en los últimos meses. “La última vez utilizaron incluso un camión grúa para llevarse el material”, comenta un integrante de esta comunidad de regantes. El último de los robos sucedió el pasado martes en Torre del Álamo Grujuelo, en el término municipal de Jaén.

Los ladrones siguen siempre el mismo método, por lo que los agricultores piensan que se trata de una banda organizada y con elevados conocimientos en materia de alarmas y electricidad. En primer lugar entran en los centros de transformación de las comunidades de regantes, los desconectan y los vacían, llevándose el cobre de las instalaciones, añadiendo además toda la herramienta que puedan llevarse a su paso.

El presidente de la Confederación de Regantes en Andalucía (CREA), Isicio Cruz, apunta que “pensamos que es una banda muy bien organizada porque da igual que en las instalaciones haya videocámaras o alarmas, las desconectan y se llevan todo lo que encuentran”. Los robos se producen siempre de noche y en poco tiempo, por lo que los agricultores no advierten nada hasta el día siguiente.

Los daños materiales de estos robos se cuantifican en 40.000 o 50.0000 euros como mínimo en cada uno de estos robos, lo que supone una pérdida importantísima para los olivareros debido a las pérdidas, aparte de los posteriores arreglos que deben llevar a cabo para dotarse de nuevo de las infraestructuras y material necesarios y poder aportar el riego que necesita el olivar.

Ante esta alarmante situación, los agricultores solicitan una mayor vigilancia por parte de la Guardia Civil y trabajo coordinado para evitar estos robos de bandas organizadas y poder atrapar a los culpables. En este sentido, COAG-Jaén ha pedido una reunión a la Subdelegación del Gobierno con el fin de mantener un encuentro en la que abordar el tema y poner medidas a estos robos que llevan meses sufriendo los agricultores en general y las comunidades de regantes de la provincia en concreto.
Imagenes.

Sin imagen

Sin imagen
Enviar noticia a un amigo Click
Origen de la noticia:
Fecha de inserción: 2014-07-15 a las 18:46:27
Herramientas de segunda mano para patios y Jardines.
Semillas y plantas para tu Jardin.