Descubre la moringa, el árbol de la vida

( agricultura - moringa )

La introducción de nuevos alimentos en nuestra dieta altamente beneficiosos para la salud, tales como la chia o la quinoa, han llevado a la búsqueda de otros con el objetivo de mejorar nuestros hábitos de vida y frenar las enfermedades.

La moringa es uno de ellos. Conocida como el árbol milagroso, esta planta es una de las mayores fuentes naturales de vitaminas y minerales, con más de 90 nutrientes y 46 antioxidantes. Por este motivo, ha comenzado a ser utilizada la moringa como alimento para combatir la desnutrición, cultivándose en muchos países para ayudar a aquellas poblaciones más empobrecidas.

Para fines medicinales, de la moringa se utilizan tanto sus hojas como las valiosísimas semillas. Sin embargo, la corteza, la madera, las flores y los frutos son realmente útiles para todo tipo de situaciones. De hecho, ha sido tal su repercusión en la sociedad que, actualmente, es posible encontrarlas en gran infinidad de productos tanto en herbolarios como tiendas especializadas e internet. Se presentan en cápsulas o en polvo para poder incorporarlas a todo tipo de recetas, ya sean guisos, ensaladas o batidos. Sus propiedades medicinales la convierten en un increíble antibiótico natural, otorgándole múltiples beneficios.


Beneficios de la moringa en la salud

Entre sus diversos usos y beneficiosos, las hojas de la moringa presentan propiedades antibióticas y antibacterianas ejerciendo un efecto inhibitorio sobre varios patógenos. De esa forma, al ser un antioxidante ayuda a reducir la presión sanguínea y a frenar los radicales libres con el fin de evitar posibles infecciones. Este poder protege a las células del cuerpo frente al envejecimiento y a las enfermedades degenerativas. Además, los isotiocianatos que contiene la moringa le otorgan un efecto antiinflamatorio especialmente útil en la prevención de enfermedades cardiovasculares y cáncer, especialmente en la terapia de tumores. Pero también como tratamiento para la diabetes, la artritis e incluso problemas renales y hepáticos.

Varios estudios con voluntarios han probado que estos mismos isotiocianatos ayudan a controlar la velocidad con que el azúcar llega a la sangre, disminuyendo notablemente los niveles de azúcar. Por tanto, para aquellas personas diabéticas la ingesta de moringa será altamente beneficiosa. Lo mismo ocurre con el colesterol y el asma. De hecho, es posible usarla como tratamiento para esta última, atenuando los síntomas y dando lugar a una mejora en el sistema respiratorio. Asimismo, otro de los beneficios de la moringa es combatir los síntomas de alergia. Está orientada a alergias respiratorias, intolerancias alimenticias hasta incluso bronquitis, conjuntivitis o laringitis.
Imagen no disponible
Es indudable sus incontables propiedades, perfectas para el día a día. Sus hojas, por ejemplo, pueden usadas como laxantes en personas con problemas de estreñimientos crónicos o severos, para estabilizar la presión arterial y aliviar la migraña mediante masajes circulares. Las mujeres que acaban de dar a luz también encontrarán en la moringa su aliado ideal, pues estimula la producción de leche materna. Imprescindible para aquellas que prefieran dar el pecho. Además, gracias a su aporte en hierro, magnesio y otros minerales permite luchar contra la anemia ferropénica. Por último, el aceite de moringa puede usarse para curar heridas, llagas, picaduras de insectos y arañazos.
Imagen no disponible
Enlaces y fuentes.
Fuente 1: Sin enlace.
Fuente 2: Sin enlace.
Fuente 3: Sin enlace.
Enviar artículo a un amigo Click
Datos del artículo
Sección del artículo: agricultura - moringa

Fecha de inserción: 01-04-2019 a las 22:41:55