Los pozos

( agricultura - agua )

Desde tiempos remotos, el hombre se ha afanado por llevar el agua allí donde no llega. Con el agua los agricultores y ganaderos pueden cultivar productos de regadío y dar de beber al ganado.

Desde los orígenes el hombre se ha ido asentando en las orillas de los ríos, lagos, arroyos,... con el objetivo de tener una fuente sostenible de agua potable, así como para poder sostener sus huertos sin mucho esfuerzo a la vera de los ríos y cuidar al ganado.

Con el tiempo las civilizaciones en su afán de expansión necesitaban llevar agua allí donde no había, mediante acueductos, inventos novedosos con sistemas de poleas, norias, aljibes ... pero sin duda el método más popular es el de escavar un oyó en la tierra, o lo que comúnmente se conoce como pozo.

Los ríos en nuestro país juegan una papel fundamental en la agricultura y ganadería, pues gracias a ellos se llenan presas que a su vez abastecen cerca del 50 % de la producción agraria. También nos aportan otros beneficios como un 18,5% de producción eléctrica.

Actualmente se riegan en España 3 344 637 ha que representan el 7% de la superficie nacional y el 13% de la superficie agrícola útil. El regadío obtiene el 50% de la producción final agraria en tan solo un 13% de la superficie agrícola, con un valor bruto de la producción anual por hectárea situado entre 2500 y 3000 Euros, lo que equivale a algo más de 6 veces el del secano.

Un pozo es un agujero, excavación o túnel vertical que perfora la tierra, hasta una profundidad suficiente para alcanzar lo que se busca, sea una reserva de agua subterránea o fluidos como el petróleo.

Antiguamente se creía que el agua subterránea procedía del mar , ya que era la filtración de esta a través de la tierra, pero se descubrió que el agua subterránea procedía de la lluvia, y esta discurría por galerías bajo tierra formando verdaderas redes de agua, las cuales a veces brotan a la superficie en forma de manantiales.

Las evidencias más antiguas de explotación minera del agua son un pozo de dos metros y medio de diámetro y cuatro metros de profundidad excavado en Siria hace unos nueve mil años y otro de diez metros de profundidad excavado en Chipre hace entre nueve y diez mil años.

En Europa, el pozo más antiguo es de trece metros de profundidad y está situado en Alemania, remontandose a hace unos siete mil años, y todavía se conservan maderas de su revestimiento interno. Hay que tener en cuenta que estos pozos fueron excavados en los inicios del Neolítico y por tanto con herramientas de piedra, pues la Edad del Bronce no comenzó hasta hace unos 5.500 años. En Daimiel, Ciudad Real, el pozo más antiguo descubierto hasta el momento en España tiene dieciséis metros de profundidad y se remonta a hace unos 4.200 años.

Hoy día se ha conseguido llevar los pozos más avanzados gracias a los avances tecnológicos , se construyen pozos de todos los tamaños, ya sean para agua, petróleo, y pueden llegar a gran escala, pero principalmente destacamos tres tipos, los excavados, los hincados y los aforados.

Las perforaciones o pozos depende esencialmente de la profundidad de la capa acuífera, de los datos hidrogeológicos del terreno, de la rapidez deseada y del coste de la operación.

Pozos Excavados:

Es el método mas usado por las civilizaciones, consiste en la excavación a pico y pala, es la operación menos costosa, pero las que más esfuerzo requiere, siempre y cuando que las condiciones en dureza del suelo sean aceptables y la distancia en la búsqueda no sea demasiado profunda. Hoy día a las perforaciones se les suele encumbrar, es decir poner anillos de hormigón para que no se produzca derrumbes y se obstruya el lecho del pozo. suelen ser pocos profundos , entre 10 y como mucho 30 metros. el riego que existe es el de la contaminación.

Los pozos hincados o con perforaciones de drenaje:

Consisten en hacer perforaciones con tubos, la punta del tubo suele ser puntiaguda para que al producir el vaivén vaya penetrando en las capas subterráneas. Estos pozos llegan entre 15 y 100 metros y están expuestos a la contaminación.

Existen tres métodos de excavación:

Por batido: clavar un tubo e ir golpeando con algo pesado para que este se introduzca en la tierra

Por inyección de agua: se inyecta a presión por el tubo y así se va perforando y eliminando el escombro hacía fuera.

Por rozado: El rozado consiste en la construcción de una obra circular en el suelo y la posterior excavación en su interior para hacerla descender progresivamente.
En este tipo de perforación de pozos, el tubo, de gran diámetro, penetra en el suelo por efecto de su propio peso. La tierra situada en su parte interior se excava manualmente o con una pala mecanizada que vacía el interior del entubado. El peso de este último la impulsa a descender a medida que la excavación avanza.

Cuando buscamos pozos de más de 20 metros se usan los pozos de Sondeo, los cuales no pueden almacenar gran cantidad de agua, aunque puede ser que tenga un volumen de recuperación muy bueno.

En ambos tipos de pozos de riego, se puede aprovechar el agua de 2 formas:

• Directamente del pozo de agua subterránea: se introduce una bomba en el pozo y es la bomba la que aporta el agua directamente a las tuberías de riego de la explotación. Esto se puede hacer en pozos con caudales de agua superiores a los que le demandamos para el riego. Por ejemplo: se puede hacer en pozos que recupere 4.000 litros a la hora cuando estamos regando con 3.000 litros la hora. De esa forma el pozo recupera más de lo que consume la bomba.


• Del pozo a un almacenamiento: cuando el pozo de riego agrícola no da suficiente agua para abastecer las demandas del cultivo, el agua se extrae y se deposita en balsas o depósitos. Desde estos depósitos se distribuye el agua a la explotación con el caudal que se necesite en cada momento. Este tipo de pozos suelen instalarse para que se extraiga agua constantemente para así evitar que el depósito se quede seco.

Los avances en ingeniería nos han llevado a disponer de autenticas maravillas de todo tipo de perforaciones, ya sean pozos de petróleo, minas de cielo abierto, minas subterráneas, pozos de agua,.... Un pozo de entre 10 u 20 metros te puede llevar entre 600 y 2000 euros, pero un sondeo para regadío es algo más complejo y existen empresas muy especializadas en soluciones de sistema de riego. Entre estas empresas destacamos a nivel internacional http://mj-box-tool.com cuyo director Adrián Velásquez tiene capacidad y sabe gestionar lo relacionado con las explotaciones agrícolas, gestionando grandes proyectos para dotar al campo de los mejores sistemas de riego y así poder dar la herramienta necesaria al agricultor para hacer florecer su negocio de agricultura de regadio.
Enlaces y fuentes.
Fuente 1: Sin enlace.
Fuente 2: Sin enlace.
Fuente 3: Sin enlace.
Enviar artículo a un amigo Click
Datos del artículo
Sección del artículo: agricultura - agua

Fecha de inserción: 10-05-2018 a las 00:42:34