Arroz dorado.

( agricultura - Agricultura )

Los padres del arroz -dorado- trabajan para ampliar su catlogo de productos

XAVIER PUJOL GEBELL / Barcelona
El arroz dorado (con vitamina A), la variedad modificada genticamente para incrementar la productividad de beta-carotenos, podra tener en un futuro prximo dos nuevos compaeros obtenidos igualmente por tcnicas de laboratorio. Si se cumplen las previsiones, segn anunci recientemente, en Barcelona, Ingo Potrykus (uno de los inventores del polmico cereal), las nuevas variedades de arroz transgnico incrementarn de forma significativa su contenido en hierro y en aminocidos esenciales.
Una vez comprobada su eficacia y su seguridad, afirm en un acto organizado por el Centro de Referencia de Biotecnologa de Catalua, se ceder gratuitamente su uso a los agricultores de pases en desarrollo. Con este anuncio, Potrykus ampla el catlogo de productos obtenidos por tcnicas de ingeniera gentica destinados a usos humanitarios.
-Si buena parte de la humanidad es vegetariana es debido a su extrema pobreza-, seal.


Potrykus, investigador del Instituto Federal Suizo de Tecnologa (Zrich), inici sus trabajos para crear el arroz dorado en 1993 junto a su colega Peter Beyer, de la Universidad de Friburgo (Alemania). En 1998 consigui completar la nica ruta metablica entera que se ha conseguido insertar en un vegetal por mtodos artificiales gracias a la incorporacin de genes de distintas plantas en el cdigo del arroz. La suma de genes ha demostrado ser eficaz para la produccin de beta-carotenos, pigmentos que se transforman en provitamina A una vez ingeridos.


A pesar del xito tecnolgico, reconocido, segn el investigador, por amplios sectores de la comunidad cientfica, el arroz de Potrykus y Beyer todava no se ha podido plantar en los campos de los pases para los que fue concebido.
En estos ltimos tres aos, denunci Potrykus, embarcado desde hace aos en una cruzada personal, la investigacin se ha visto obstaculizada por la oposicin de las grandes compaas biotecnolgicas y agroalimentarias, titulares de hasta 70 patentes implicadas en la consecucin del arroz dorado; la intransigencia de organizaciones ecologistas, en especial de Greenpeace, y -la incomprensin de los Gobiernos occidentales-, puesta de manifiesto, afirm, en la negativa de la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) a reconocer los potenciales beneficios de este producto en la prevencin de enfermedades en los pases en desarrollo.


Acuerdos


Tras aos de negociaciones, Potrykus, impulsor de una organizacin humanitaria encargada de gestionar los derechos de uso del arroz dorado, ha conseguido un acuerdo con la industria por el que se reducen a 12 las patentes esenciales y se limita su cultivo gratuito a las explotaciones agrcolas que no superen los 10.000 dlares de beneficios anuales.


Ello le ha permitido firmar un primer convenio con el Gobierno de Filipinas, sellado el pasado 12 de febrero, que abre las puertas a la adaptacin del arroz dorado a las variedades locales y, en paralelo, a consolidar los estudios de bioseguridad, tanto en lo que se refiere a salud humana como ambiental, e iniciar su evaluacin nutricional
En este proceso, que Potrykus calcula llevar cinco aos de trabajo adicional, han mostrado su inters los Gobiernos de India, China, Vietnam, Surfrica y varios pases latinoamericanos. Con algunos de ellos, indic el experto, ya se han iniciado negociaciones.


Potrykus rechaz una vez ms los argumentos en los que se basa la oposicin de algunos grupos ecologistas: -No es cierto que sea necesario comer varios kilos al da de arroz dorado-, y seal, por el contrario, que el arroz -no tendra sentido- si no se consiguieran efectos positivos con las cantidades habituales en estos pases, de unos 300 gramos por da. Por otro lado, neg efectos perjudiciales para el medio ambiente, as como su escasa viabilidad:
-Se puede insertar hasta una docena de genes sin que la planta pierda rendimiento en los cultivos-, afirm.


A la incorporacin de hierro y aminocidos esenciales, ya en plena fase de desarrollo, Potrykus aade ahora la manipulacin de los cdigos genticos de maz, trigo, boniato y otras especies de gran consumo para que la dieta habitual sea suficiente para prevenir enfermedades graves. Los presupuestos necesarios de investigacin y desarrollo para ponerlos a punto, zanj, -son poca cosa- en relacin al beneficio que pueden generar en regiones con escasos recursos econmicos y -mucho ms efectivos- que los que actualmente destinan organismos como la OMS a prevencin: -El 80% del gasto en programas humanitarios de la OMS se va en sueldos-. El arroz dorado y otros vegetales modificados genticamente para usos humanitarios, vaticin, -acabarn siendo una realidad y obligarn a cambiar la poltica de los organismos humanitarios-.
Enlaces y fuentes.
Fuente 1: Visitar enlace web
Fuente 2: Visitar enlace web
Fuente 3: Visitar enlace web
Enviar artículo a un amigo Click
Datos del artículo
Sección del artículo: agricultura - Agricultura

Fecha de inserción: 11-02-2010 a las 20:25:04