Vicent Boix. Tragedia en los campos valencianos

( agricultura - Libros )

Resumen de la tragedia en los campos valencianos y de la crisis de precios en los alimentos Escritor, autor de /El parque de las hamacas/. http://www.elparquedelashamacas.org/

El presente artculo no pretende ser un riguroso estudio cientfico sobre la causa de la crisis agrcola. Ni es el objetivo, ni su autor est capacitado para hacer semejante tarea faranica. Se pretende nicamente dar una serie de datos que concitarn una serie de conclusiones personales. Para ello, se analiza someramente la crisis de la citricultura valenciana (Espaa), que puede servir como muestra de otras crisis en otros lugares. El autor proviene de una familia fuertemente enraizada en la citricultura valenciana desde hace varias generaciones y durante los ltimos aos trabaj en un comercio de exportacin de naranjas, lo que le permiti conocer y palpar la crisis y la zozobra en primera persona. Adems ha vivido tres aos en Centroamrica, lo que le ha permitido conocer en mayor o menos grado la crisis agrcola en dicho continente.


Justo cuando se estaba redactando este escrito se produjo la triste noticia del fallecimiento de Joan Brusca (secretario de la Uni de Llauradors i Ramaders). Sirva este artculo de homenaje y de recuerdo para este gran defensor del campo valenciano.


Las buenas pocas.


La naranja era fuente de riqueza que determin la historia, progreso e idiosincrasia del Pas Valenciano. Fue motor durante aquellos aos, no slo de la economa valenciana, sino tambin de la espaola. Vicente Caballer, Catedrtico de la Universidad Politcnica de Valencia, afirma al respecto que: Los espaoles tienen una deuda histrica con los valencianos debido a que la produccin, comercializacin y exportacin de naranjas y mandarinas puede ser considerada como la principal actividad econmica de Espaa a lo largo de todo el siglo XX si tenemos en cuenta la aportacin al PIB, a la Balanza de Pagos y su carcter social.[1] Segn el mismo autor, las exportaciones de naranja suponan el 20% del total en Espaa en el ao 1930 y el 16% en 1962, poca en la cual irrumpe el turismo y se moderniza la industria.


En el ao 2002, todas las exportaciones del Pas Valenciano supusieron el 12% del total de la nacin.[2]
De la misma manera, todas las labores asociadas al campo proporcionaron trabajo a infinidad de personas ocasionando grandes flujos migratorios hacia tierras valencianas. La naranja marc tambin las tradiciones, el paisaje, la lengua y la cultura propia, condicionando festividades, aleccionando una serie de costumbres autctonas, etc. Sin rubor se puede afirmar que la naranja generaba trabajo y futuro, y lo que es ms importante, dicha riqueza se distribua entre mucha gente por cuanto las explotaciones eran minifundios en manos de miles de pequeos agricultores. Los trabajos asociados al campo repartieron el patrimonio a mucha ms gente.


La hecatombe.


La otrora brillante y espectacular agricultura valenciana no es ni sombra de lo que era. Las condiciones comerciales que sufren los agricultores (productores), son inaceptables en cualquier pas desarrollado y democrtico. Subrayar que la crisis la sufren los productores, porque el resto de cadena productiva, especialmente los distribuidores, gozan de excelente salud econmica. Valgan algunas cifras y datos para entender la dimensin de la tragedia:


[1] CABALLER, V.: Deuda histrica o Levante feliz?, en Levante Mercantil, 24 de septiembre de 2006.

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Comunidad_Valenciana


-En muchos casos, el agricultor no vende las naranjas con un precio prefijado al operador (comercio privado o cooperativa. Denominados tambin comerciantes. Compran las naranjas al agricultor, las confeccionan, las envasan y las venden a un distribuidor, mercado de abastos, centro comercial, supermercado, etc.). Existe un contrato de compra-venta, pero no siempre se usa. El agricultor entrega los ctricos y al final de temporada recibe una cantidad de dinero del operador. Expoliar la renta del agricultor bajo esta modalidad se denomina Compra a resultas o Comercializar.


-En la campaa 2005-2006 el agricultor percibi el 68% menos respecto a 1997, segn la Uni de Llauradors i Ramaders -asociacin englobada dentro de la nacional Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). Para la Federacin Provincial de Agricultores y Ganaderos de Castelln (FEPAC) -enmarcada en la Asociacin Agraria Jvenes Agricultores (ASAJA)- los precios de dicha temporada fueron inferiores a los de hace 20 aos.[1] El agricultor ha sufrido un aumento en los bienes de consumo que necesita para vivir, sobre todo en la vivienda, mientras el valor de sus ctricos ha bajado vertiginosamente.
-En la misma temporada y con datos de la Uni de Llauradors i Ramaders, los costes de produccin aumentaron casi un 12% respecto a la media de los ltimos cinco aos.[2] Un estudio de la Universidad Politcnica de Valencia, publicado en diciembre de 2006, estableca en 0,19 euros/ kilo el valor de los costos de produccin.[3] En esa misma poca y segn la FEPAC, la Conselleria de Agricultura[4] haba fijado el precio de dicha variedad en 0,19 euros/kilo en el campo,[5] aunque realmente algunos operadores estaban pagando cantidades que oscilaban entre los 0,12 y 0,18 euros/kilo.[6] Estos datos muestran como los precios recibidos no cubran ni los costes de produccin. El Comit de Gestin de Ctricos, la Federacin de Cooperativas Agrcolas y CITRUSAT, precisaron que el precio justo a pagar al agricultor sera de 0,55 euros/kilo.[7] La realidad era ms testaruda pues se pagaba una tercera parte de dicho precio justo.


-Segn el Censo Agrario, el campo valenciano perdi casi el 50% de los titulares de explotaciones entre 1989 y 2003. En 1989 se contabilizaban 286.886, en 1999 baj a 222.454 y para 2003 la cifra sufri una merma espectacular situndose en 149.207 titulares (En el Pas Valenciano existen ms de 4 millones y medio de personas). En los ltimos aos, los titulares de explotaciones jubilados aumentaron del 33,58% al 37,65%. Slo el 1,7% de los agricultores tiene menos de 30 aos.[8] En Castelln (una de las tres provincias del Pas Valenciano), los agricultores representan el 7% de la poblacin activa.[9]


-De 2000 a 2004 la superficie citrcola disminuy un 5% gracias en parte al negocio inmobiliario, que desgraciadamente supone la nica va de escape ante la agona. Evidentemente pocos se benefician, aunque la metamorfosis del territorio ah est: agricultura por cemento.[10]


[1] GUARDIOLA, D.: Los ctricos se pagan un 68% menos que hace una dcada, en Peridico Mediterrneo, 3 de mayo de 2006.

[2] GUARDIOLA, D.: La renta agraria ha cado un 14% en el ltimo ao, en Peridico Mediterrneo, 24 abril de 2006.

[3] GUARDIOLA, D.: Los citricultores piden un mnimo de 0,25 euros/kilo para la nulera, en Peridico Mediterrneo, 9 de diciembre de 2006.

[4] Institucin del gobierno autnomo valenciano.

[5] AGUILAR, E.: El consumidor paga hasta dos euros por un kilo de nuleras, en Peridico Mediterrneo, 27 de noviembre de 2006.

[6] Idem 3.
[7] GUARDIOLA, D.: La necesidad de un precio, en Peridico Mediterrneo, 7 de diciembre de 2006.

[8] PIC M.J.: Taronges al 4000%, en Levante, 22 de octubre de 2007.

[9] GUARDIOLA D.: El 30% de los agricultores ha dejado el campo en 10 aos, en Peridico Mediterrneo, 7 de enero de 2006.

[10] JLZ: El campo valenciano ha perdido un tercio de sus agricultores en cinco aos, en Levante, 18 de julio de 2006, pag. 36. y GUARDIOLA D.: El 30% de los agricultores ha dejado el campo en 10 aos, en Peridico Mediterrneo, 7 de enero de 2006.
Enlaces y fuentes.
Fuente 1: Visitar enlace web
Fuente 2: Visitar enlace web
Fuente 3: Visitar enlace web
Enviar artículo a un amigo Click
Datos del artículo
Sección del artículo: agricultura - Libros

Fecha de inserción: 25-01-2010 a las 19:10:33