Huertos urbanos para la vida sana y el cuidado ambiental

( agricultura - huerto urbano )

Las ciudades crecen y se alejan de las costumbres campestres. De manera que la cultura de la siembra va quedando atrás, como un recuerdo lejano.

Sin embargo, las ciudades también han engendrado su propio estilo de vida, y los huertos domésticos ahora comienzan a proliferar entre el cemento.

Es por eso que en los diversos espacios de la ciudad hoy es común ver los llamados huertos urbanos, que son cultivos ubicados en pequeños sitios del hogar o en zonas públicas, y que ocupan jardines, terrazas, ventanas, balcones, patios, o algún recodo de un parque. Uno de sus objetivos es proporcionar alimentos sanos.

Sobre los cultivos en la ciudad



Esta modalidad propone un tipo de agricultura ecológica y sostenible de una diversidad de verduras y hortalizas, de frutas y plantas con características medicinales.

A quienes la practican les ayuda al ahorro, ya que lo que se cultiva puede consumirse como parte de la dieta diaria.

Acerca del tema y cómo este modelo ha impactado en las ciudades, puede indagarse
en huertoo.com
donde los interesados hallarán toda la información que requieren al respecto. Entre otros aspectos se aborda lo relacionado con la alimentación, la salud y el medio ambiente.

Beneficios que aportan los huertos urbanos



Aunque esta práctica se conoce desde hace muchos años, en los últimos tiempos es cuando ha comenzado a sonar como un recurso válido para el sustento de pequeñas comunidades o de la familia.

Se ha popularizado por instancia de organizaciones sociales que promueven su actividad tanto nacional como internacionalmente, destacando los siguientes beneficios:


  • Ayudan a la conservación del entorno ambiental:
  • el aire de las ciudades se ve enriquecido por la presencia de la vegetación.

  • Favorecen el consumo:
  • los alimentos que se producen pueden ser incorporados a la dieta familiar y según su producción igualmente ayudarán a abastecer de productos a la comunidad.

  • No se requieren pesticidas:
  • por tanto, no afectan la atmósfera y no se incrementa el efecto invernadero.

  • Contribuyen con el consumo de alimentos saludables:
  • al mantener su propio cultivo las personas tendrán acceso a verduras, hortalizas y frutas frescas.

  • Fomentan la recreación:
  • la actividad de sembrar motiva a la participación del grupo, en especial de la familia, que se incorpora a un ejercicio que invita al relax y a la organización de las tareas.

  • Promueven el ahorro:
  • el cultivo de lo que se consume impacta positivamente sobre el presupuesto familiar.

  • Influyen en la regulación de la temperatura:
  • las cubiertas verdes que se ubican en las terrazas disminuyen las temperaturas de las edificaciones.


Pasos a seguir para hacer un huerto propio



La propagación de los huertos urbanos ha generado un real interés del público urbano.



Imagen no disponible
Una vez conocidas las ventajas que proporciona, la información para instalar uno se ha sistematizado y aparece publicada en Internet. Aquí vamos a recoger los principales factores a tener en cuenta:


  • Localización:
  • debe tener luz natural, al menos por cinco horas continuas, o escoger plantas que no requieran mucha exposición solar.

  • Temporada:
  • deben privilegiarse las especies que son favorecidas por determinada estación del año.

  • Agua:
  • el acceso al riego del huerto es un detalle que hay que cuidar con mucha atención.

  • Tierra:
  • lo ideal es que se cuente con abonos naturales.

  • Calendario:
  • se recomienda precisar el tiempo para la siembra de algunos cultivos.

  • Plagas:
  • lo indicado es mantenerlas lejos con repelentes naturales.

  • Estar vigilantes:
  • desde la siembra hasta cubrir todo el proceso de recolección.


Modelos más conocidos de la siembra urbana



Son muy distintos los sitios en los cuales puede desarrollarse la siembra urbana, siendo los más emblemáticos y comunes:

  • De la comunidad:
  • ocupan espacios privados o públicos, y son administrados por el grupo o asociación.

  • Pertenecientes al municipio:
  • lo controlan los ayuntamientos y forman parte de los planes y programas de estas organizaciones.

  • En el colegio:
  • tienen una finalidad formativa, por lo que son concebidos bajo un esquema didáctico, usando para esto especies de rápida producción.

  • Para terapias:
  • agrupa a los discapacitados u otras personas con una condición especial.

  • Los domésticos:
  • son los más comunes y funcionan para abastecer el consumo en el hogar.


Alternativa saludable


Decidirse por sembrar tiene resultados favorables. Para conocer cómo hacerlo existen cursos, vídeos tutoriales, guías que explican la metodología, y otros. Definitivamente representa una alternativa para consumir alimentos saludables.

Ocuparse de un huerto urbano permite controlar todo el proceso de la siembra. Y de igual manera es una solución para los vegetarianos, veganos, celíacos y aquellos que requieren, por razones de salud, una dieta equilibrada.
Imagen no disponible
Enlaces y fuentes.
Fuente 1: Sin enlace.
Fuente 2: Sin enlace.
Fuente 3: Sin enlace.
Enviar artículo a un amigo Click
Datos del artículo
Sección del artículo: agricultura - huerto urbano

Fecha de inserción: 19-08-2019 a las 18:56:49