Se exige una reunión urgente con los ganaderos de ‘bous al carrer’

El sector agradece al Consell su diálogo con las Peñas pero reclama darle prioridad a los ganaderos para garantizar ante todo la supervivencia de esta cabaña

AVA-ASAJA exige a la conselleria de Agricultura una reunión urgente con los ganaderos de ‘bous al carrer’

Valencia, 12 de mayo de 2020. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) reclama a la conselleria de Agricultura una reunión urgente con el colectivo de ganaderos de los ‘bous al carrer’ a fin de abordar medidas destinadas a garantizar la supervivencia de esta cabaña ganadera autóctona. No en vano, la organización advierte de que ya han empezado a sacrificarse reses bravas en los mataderos y estima que en las próximas semanas la cifra podría ascender a 6.000 animales, debido a la supresión indefinida de los festejos taurinos por el estado de alarma del Covid-19 y a la exclusión, por parte del Botànic II, de las ayudas autonómicas a este sector ganadero.

Esta solicitud de diálogo llega un día después de conocerse que el Consell mantuvo una videoconferencia con la Federación de Peñas de Bous al Carrer. El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, agradece que “la Generalitat, a través de la Agencia Valenciana de Seguridad, tuviera la amabilidad de reunirse con las peñas para abordar el futuro de la fiesta, pero creemos que está enfocando mal el asunto, ya que el problema lo están sufriendo en primerísimo lugar los ganaderos y es a ellos a los que el gobierno autonómico debería dar prioridad en el diálogo y en el apoyo institucional”.

En respuesta al motivo que la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, esgrimió para vetar a los ganaderos de ‘bous al carrer’ de las ayudas agrarias –solo dice conceder apoyo a los colectivos afectados por el Covid-19 que “nos da de comer”–, Aguado explica que “no tiene ningún fundamento argumentar eso cuando en el sector hay muchas actividades agropecuarias con ayudas que no van dirigidas exclusivamente a la alimentación, sino también a usos energéticos, a la cosmética, la medicina, la construcción, etc. Además, los animales empleados para los ‘bous al carrer’ se destinan también a uso alimentario con el paso de los años. La clase política debe aparcar la ideología, el sectarismo y la búsqueda de votos, y actuar objetivamente en defensa tanto de los ganaderos como de los animales a los que tanto dice proteger.”

Aguado remarca que “se trata de una rama ganadera que, como cualquier otra, está sujeta a las normas establecidas por la conselleria de Agricultura y, por tanto, no tiene menos derecho a acceder a esta línea de ayudas. Probablemente, es el sector ganadero que se ha visto más castigado por la crisis del Covid-19, ya que la prohibición de los festejos comporta la pérdida de la gran mayoría de los ingresos mientras que los ganaderos tienen que asumir los mismos gastos en alimentación, cuidado de los animales y mantenimiento de las explotaciones”. 

Daños por las tormentas de pedrisco

AVA-ASAJA estima que la afección alcanza el 100% en hortalizas y hasta el 80% en caquis, cítricos y frutales de hueso en Picassent, Alcàsser, Llombai y Catadau

Una tormenta de pedrisco azotó ayer más de 4.000 hectáreas de cultivo en L’Horta Sud y La Ribera Alta

Valencia, 11 de mayo de 2020. Una tormenta de pedrisco descargó con gran intensidad durante la madrugada del sábado al domingo ocasionando importantes daños sobre los cultivos y las infraestructuras agrarias. Según una primera estimación de urgencia de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), la piedra azotó una franja superior a las 4.000 hectáreas de cultivo en los términos de Picassent, Alcàsser, Llombai y Catadau.

El grado de afección es diverso en función de la zona, pero en los peores casos alcanza la totalidad de la cosecha en las hortalizas de temporada y hasta el 80% en explotaciones de caquis, cítricos y frutales de hueso, según advierte AVA-ASAJA. Por su parte, los caquis y los cítricos (mandarinas y naranjas) se encuentran ahora mismo en fase de floración y cuajado de los primeros frutos de la campaña que viene. Del total de la superficie afectada en Picassent y Alcàsser, aproximadamente unas 2.000 hectáreas de caqui y cítricos han sufrido una defoliación importante y el granizo ha causado daños significativos en la madera de los árboles, lo que podría incrementar la caída de frutos en los próximos días.

En cuanto a los frutales de hueso, como el albaricoque, el melocotón o la nectarina, su recolección se halla bastante avanzada y, por tanto, la tormenta merma la producción de aquellas variedades más tardías. Otro cultivo que también se ve afectado es el kiwi, cuyos invernaderos en Picassent ya fueron duramente golpeados durante la borrasca Gloria en el pasado mes de enero. El aguacate es otra alternativa de cultivo con prometedores resultados en términos de rentabilidad que, tras este episodio de pedrisco, también se ha visto afectado.

La tormenta se desplazó de sur a norte, descargando las primeras piedras en los términos de Catadau y Llombai y subiendo hacia Picassent y Alcàsser, donde el granizo formó ríos blancos por las calles del casco urbano.

En cualquier caso, AVA-ASAJA reitera que todavía es pronto para evaluar con más precisión el alcance de los daños, pues hay que esperar unos días para saber el perjuicio perpetrado sobre los caquis y cítricos. La organización agraria solicita a Agroseguro que agilice las peritaciones en los campos siniestrados y a la Administración ayudas fiscales para aliviar las pérdidas sufridas. Siniestros como este ponen de manifiesto la importancia de contratar el seguro agrario. Por ello, AVA-ASAJA reclama un aumento de las partidas presupuestarias que destina la administración a la contratación de pólizas a través de subvenciones.

Pastores que ayudan a la soledad de mayores e ingresados

La campaña solidaria de INTEROVIC ‘Compartiendo Soledad’ pone en contacto telefónico a ganaderos con personas que están aisladas debido al Covid-19

Pastores de AVA-ASAJA colaboran en una iniciativa que combate la soledad de mayores e ingresados

Valencia, 9 de mayo de 2020. Ganaderos de ovino y caprino de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) colaboran, de manera desinteresada, en una nueva iniciativa solidaria que pretende combatir la soledad de aquellas personas que, debido al Covid-19, se han quedado aisladas, tanto en los domicilios habituales como en las residencias de ancianos y en las instalaciones médicas donde se mantienen ingresados.

Esta campaña lleva por título ‘Compartiendo Soledad’ y está impulsada por la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino, INTEROVIC, como entidad encargada de agrupar y representar a todos los ganaderos y pastores de ovejas y cabras de España.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afirma que “los pastores saben lo que es sentir la soledad y hacerle frente con la mejor disposición, ya que trabajan muchas horas del día con la única compañía de los animales y el paisaje. Esa manera de ver la vida genera empatía y resulta especialmente útil entre aquellas personas que ahora mismo están sufriendo la soledad porque no pueden estar junto a sus familiares o allegados. El sector agrario está mostrando su lado más solidario en esta crisis del Covid-19 y esta es otra de las muchas iniciativas altruistas que lleva a cabo en beneficio de la sociedad”.

Los interesados llaman al teléfono 91 002 74 79 y piden a la operadora que le pasen con cualquiera de los pastores voluntarios que se han prestado a colaborar. El coste es el habitual en una llamada a teléfono fijo y para muchos usuarios será gratuito por la implantación de tarifas planas. El horario es de lunes a viernes, de nueve de la mañana a seis de la tarde.

La avispilla del almendro

La organización también solicita más investigación dirigida a facilitar a los agricultores herramientas biológicas o químicas verdaderamente eficaces

AVA-ASAJA exige al Consell que costee las medidas obligatorias de control contra la avispilla del almendro tras expandirse a 40.000 hectáreas de 11 comarcas

Valencia, 8 de mayo de 2020. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) exige a la Conselleria de Agricultura que destine una partida para cubrir los gastos ocasionados por las medidas de control que el propio departamento de la Generalitat Valenciana obliga a realizar a los agricultores para combatir la avispilla del almendro (Eurytoma amygdali).

La organización agraria reacciona así ante las nuevas exigencias establecidas por el Consell tras reconocer oficialmente que esta plaga se ha propagado a las comarcas del Alto Palancia, Hoya de Buñol, Ribera Alta, Vall d’Albaida, l’Alacantí, Marina Baixa y l’Alcoià, que se suman a las de Utiel-Requena, Valle de Ayora, Alt Vinalopó, Vinalopó Mitjà. Según estimaciones de AVA-ASAJA, la superficie afectada por la avispilla del almendro supera las 40.000 hectáreas en estas 11 comarcas de la Comunitat Valenciana, con un grado de afección que en los peores casos echa a perder la totalidad de la cosecha.

AVA-ASAJA también solicita una mayor apuesta por la investigación dirigida a facilitar a los agricultores herramientas de control, bien químicas bien biológicas, verdaderamente eficaces. Preocupa especialmente la situación de los productores de almendra ecológica, puesto que no disponen de suficientes materias para hacer frente a la plaga. Asimismo, la entidad reclama compensaciones económicas por las pérdidas sufridas derivadas de la evidente falta de control por parte del Consell frente a esta plaga que se introdujo en la Comunitat en 2015.

Obligaciones

Entre las medidas fitosanitarias que deben adoptar los agricultores tanto en los campos productivos como en aquellas parcelas de almendro abandonadas destacan: retirar y destruir las almendras afectadas antes de la salida de los adultos de avispilla para no contribuir a la diseminación de la plaga; realizar los tratamientos fitosanitarios en los momentos adecuados y con los productos recomendados por los servicios técnicos con competencias en materia de sanidad vegetal de la Conselleria de Agricultura; y extremar las medidas de limpieza de la maquinaria de recolección para evitar que restos de almendras afectadas constituyan focos de dispersión de la plaga. Asimismo, los almacenes receptores de almendra deberán destruir las almendras afectadas por la plaga de la avispilla recibidas en sus instalaciones. En caso de incumplimiento de las medidas fitosanitarias obligatorias, la Conselleria advierte de que podrá aplicar duras infracciones y sanciones.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, señala que “si el Consell no ha impedido la introducción de esta plaga foránea, no ha puesto suficientes medios para frenarla y amenaza con multar a quien incumpla sus obligaciones, al menos debería ayudar a los agricultores en la lucha contra la avispilla del almendro”.

El aumento de paseos por la desescalada multiplica los robos y destrozos en la Huerta de Valencia

AVA-ASAJA apela a la responsabilidad y civismo que sí demuestra la mayoría de la ciudadanía y exige más vigilancia policial en las áreas rurales alrededor de la ciudad El aumento de paseos por la desescalada multiplica los robos y destrozos en la Huerta de Valencia


Valencia, 7 de mayo de 2020. La Asociación Valenciana de Agricultores
(AVA-ASAJA) advierte de que algunas personas están aprovechando sus paseos por la Huerta de Valencia –motivados por la desescalada del Covid-19– para entrar en los campos de cultivo y cometer tanto robos de cosechas como destrozos, una circunstancia que agrava la difícil situación que, ya de por sí, atraviesan miles de agricultores afectados por los problemas de comercialización derivados del estado de alarma.


La asociación apela a la responsabilidad y el civismo que sí demuestra la
mayoría de los ciudadanos que acuden de forma masiva a las áreas rurales, en busca de aire puro y un paisaje agrario de gran belleza, para evitar los crecientes perjuicios que está provocando una minoría sobre los cultivos de temporada, principalmente cebollas, chufas, calabazas y patatas. En concreto, la organización alerta de pequeños hurtos, sobre todo en las hileras más cercanas a los caminos, e incluso pisadas y destrozos tanto de personas como de animales domésticos que obligan a los agricultores a acometer labores de reparación.
El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afirma que “los campos que
hay al lado de la ciudad son una propiedad privada que todos debemos respetar.
Más si cabe tras la crisis del Covid-19, la cual ha vuelto a poner de manifiesto la importancia esencial que tiene la agricultura y la necesidad de garantizar tanto una rentabilidad digna como un reconocimiento social de primera a los agricultores.
Puede parecer que robar cuatro cebollas o arrancar una mata de patatas no arruinará al agricultor, pero hay que pensar en las pérdidas sufridas a la larga que supone la repetición de esos pequeños hurtos a diario, más los desperfectos que puedan ocasionarse al entrar a la parcela”.
En este sentido, AVA-ASAJA agradece la campaña de información llevada a
cabo por el Consell Agrari Municipal de València recordando a la sociedad las

COMUNICADO DE PRENSA

normas de respeto a cumplir en las zonas de huerta durante los paseos y rutas de ejercicio. Esta iniciativa incide en que no está permitido llevar animales sueltos y no recoger sus excrementos; entrar a los campos y salirse de las sendas; coger productos agrarios sin el permiso explícito y por escrito del propietario; y el depósito de cualquier tipo de desechos no relacionados con la explotación agrícola.
Ley de la Huerta AVA-ASAJA exige un aumento de la vigilancia en los caminos rurales situados alrededor de la ciudad de Valencia que mayor afluencia de gente registra en las franjas horarias establecidas por la actual fase de desconfinamiento. Aguado agrega que “la Ley de la Huerta no ha servido para mejorar las condiciones de los agricultores que preservan ese paisaje periurbano. Por el momento, la normativa únicamente ha impuesto obligaciones, restricciones y limitaciones a los productores, mientras que las atenciones y compensaciones económicas brillan por su ausencia.
A la hora de la verdad, con esta ley de protección nos sentimos más desprotegidos que nunca. Por eso urge un cambio de rumbo político que deje de ningunear a los agricultores y les tenga en cuenta en la toma de decisiones”.

Los ganaderos acusan a Compromís de provocar el sacrificio de 6.000 reses bravas

AVA-ASAJA y la Asociación de Ganaderos de Bous al Carrer anuncian protestas, tras el Covid-19, frente a quienes rechacen apoyar al sector en esta dramática crisis

Los ganaderos acusan a Compromís de provocar por sectarismo ideológico el sacrificio de 6.000 reses bravas y el fin de los ‘bous al carrer’

Valencia, 6 de mayo de 2020. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y la Asociación de Ganaderos de Bous al Carrer de la Comunidad Valenciana acusan a Compromís –la formación política que dirige la conselleria de Agricultura– de pretender provocar, por sectarismo ideológico y fundamentalismo animalista, el sacrificio de 6.000 reses bravas y el fin de los festejos de los ‘bous al carrer’.

Las principales asociaciones representativas del sector valenciano de toro de lidia responden con incomprensión y estupor a la exclusión de este colectivo que en el último momento ha introducido Compromís en las ayudas autonómicas destinadas a los sectores agrícolas y ganaderos afectados por el Covid-19. Tanto es así que el sector anuncia movilizaciones, cuando la crisis sanitaria lo permita, a las puertas de la conselleria de Agricultura y de quienes rechacen respaldar a los ganaderos en esta dramática situación.

La suspensión de los ‘bous al carrer’ decretada en el estado de alarma está dejando a los ganaderos sin el 99% de sus ingresos anuales, mientras que se mantienen los costes de alimentación y sustento de los animales. Según estimaciones de ambas organizaciones, las pérdidas que las explotaciones valencianas pueden alcanzar este año se sitúan en 84 millones de euros, mientras que el impacto total derivado del cierre de los festejos asciende a 300 millones.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afirma que “la posición sectaria, ideológica y con mala fe que está exhibiendo Compromís a este sector ganadero viene a sumarse a la estrategia malintencionada de no hacer lo suficiente frente a los crecientes daños que ocasiona la superpoblación de fauna salvaje sobre la agricultura valenciana. La conselleria de Agricultura y Compromís en particular debe decir abiertamente si está con los agricultores y ganaderos o está contra ellos, porque esto último es lo que parece. La administración basada en la objetividad y la ciencia, sin dejarse influenciar electoralmente por sectores radicales y alejados de la realidad agraria, es lo que diferencia a los países que funcionan en Europa de los que no”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Ganaderos de Bous al Carrer de la Comunidad Valenciana, Daniel Machancoses, subraya que “la corriente más intransigente de Compromís está amenazando al sector valenciano de toro de lidia con la desaparición en un breve espacio de tiempo. Si bien es cierto que es de las consellerias de Justicia y Cultura de las que depende que los festejos de ‘bous al carrer’ perduren, es la conselleria de Agricultura la que tiene la competencia y la responsabilidad de velar por la sanidad animal. Si nos excluye de las ayudas por ideología, ¿por qué no le importa la ideología cuando se trata de poner trabas en el saneamiento de los toros o cuando nos cobra los impuestos?”

El sector cuenta con un total de 133 explotaciones en la Comunitat Valenciana (80 en la provincia de Castellón, 38 en Valencia y 15 en Alicante), además de 25 centros de concentración de toros de lidia, que elevan el número de reses bravas a cerca de 10.000. Algunas explotaciones acumulan una trayectoria de más de 150 años de antigüedad, lo que les ha permitido conseguir una selección genética idónea para el ejercicio de los ‘bous al carrer’.

Modificación de la rebaja de módulos

AVA-ASAJA reprocha esta nueva muestra de desdén pese a la grave crisis del sector agrario valenciano con arranque de frutales y daños por temporales históricos

El Gobierno ningunea la agricultura valenciana en su modificación de la rebaja de módulos

Valencia, 5 de mayo de 2020. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia el “ninguneo” que el Gobierno de España, a través del Ministerio de Hacienda, ha demostrado a la agricultura valenciana en su modificación de la rebaja de módulos para la declaración de la renta de 2019. Así, mientras que la corrección de errores publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) incorpora ventajas fiscales a producciones agrarias de Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Murcia y La Rioja, la orden deja fuera de estas medidas excepcionales a la Comunitat Valenciana.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, critica duramente “esta nueva muestra de desdén y discriminación a la que nos tiene acostumbrado el Gobierno central, a pesar de la grave crisis de rentabilidad que atraviesa el sector agrario valenciano, con arranque continuado de árboles frutales (cítricos, caquis, frutas de hueso, etc.) y devastadores daños a causa de temporales históricos como la DANA del pasado septiembre. Hacienda mantiene una rebaja de módulos con pueblos olvidados, con cultivos olvidados y con una disparidad sin pies ni cabeza de los criterios a la hora de aplicar reducciones fiscales”.

Aguado subraya que “Madrid ignora nuevamente los informes ya de por sí insuficientes que la conselleria de Agricultura remitió tras consultar a las organizaciones agrarias y cooperativas valencianas. Tampoco el ejecutivo central ha tenido en consideración la posición de ASAJA Nacional respecto a las demandas del campo valenciano. Sin duda, esta no es la rebaja de módulos que queremos y que necesitamos; el Gobierno debe ir más allá de las palabras en defensa del papel esencial que desempeña nuestra agricultura, sobre todo ante escenarios como el Covid-19, y esforzarse por emprender una apuesta de verdad en favor de los agricultores y ganaderos”.

Boe 1 mayo 2020 desplazamientos a huertos

Artículo 1. Desplazamiento a huertos. 1.

La presente orden tiene por objeto la regulación del desplazamiento para el cuidado y recolección de los huertos cuando no se trate de actividades de naturaleza laboral, profesional o empresarial, actividades estas últimas ya permitidas conforme lo previsto en el artículo 7.1. c) del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. El desplazamiento para el cuidado y recolección de los huertos queda autorizado, siempre que se hallen en el mismo término municipal al del domicilio, o en uno adyacente al mismo, conforme lo previsto en el artículo 7.1. a) del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.

2. No obstante lo señalado en el segundo párrafo del apartado anterior, el requisito de proximidad podrá exceptuarse en situación de necesidad, a los efectos previstos en el artículo 7.1. g) del referido Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, considerándose por tal:

a) El cuidado y alimentación de animales.

b) El cuidado o recolección de huertos de autoconsumo, en aquellos casos en los que, en atención a la situación socioeconómica del interesado, el consumo del producto de los mismos resulte imprescindible para atender a su subsistencia, lo que se podrá acreditar por el titular por cualquiera de los medios admitidos en Derecho.

https://www.boe.es/

Medidas de la CE por el Covid-19 son insuficientes para la agricultura

Aguado: “Bruselas vuelve a reaccionar igual que con el veto ruso, palabras y palabras pero pocas ayudas sin impacto sobre los mercados y la renta de los productores”

AVA-ASAJA denuncia que las medidas de la CE por el Covid-19 son insuficientes para la agricultura valenciana

Valencia, 29 de abril de 2020. Las medidas de apoyo al sector agrario anunciadas por la Comisión Europea (CE) para hacer frente a la crisis del Covid-19 no colman en absoluto las necesidades de la agricultura valenciana. Según la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Bruselas adopta iniciativas que en la mayoría de los cultivos y ganaderías autóctonos tendrán un impacto claramente insuficiente tanto sobre los actuales problemas de comercialización como sobre la pérdida de renta de los productores afectados.

            El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, critica la actitud de la CE ante el Covid-19: “Nuestros representantes comunitarios vuelven a reaccionar igual que ya hicieron cuando provocaron el veto del mercado ruso por causas ajenas al sector agrario: muchas palabras y palabras pero pocas ayudas que verdaderamente palien los graves daños económicos que han padecido y siguen padeciendo los agricultores y ganaderos valencianos. Si en los momentos de crisis la Unión Europea es incapaz de demostrar su solidaridad y su capacidad para resolver los problemas reales de sus ciudadanos, no resulta difícil entender por qué aumenta cada vez más la desafección hacia este proyecto común. Queremos una Europa unida, sí, pero queremos que esa unidad sirva para ser más eficaz”.

            La organización agraria lamenta la falta de concreción en las medidas de apoyo establecidas al mercado de frutas, hortalizas, aceite de oliva, patatas, flores y plantas, tales como la modificación de programas operativos en Organizaciones de Productores, el impulso de las interprofesionales, la retirada de producto, promoción, etc. También le parece exiguo el alcance que tenga la excepción de determinadas normas de competencia (concentración de la oferta fundamentalmente, en ningún caso fijación de precios mínimos) en los sectores de la leche, flores y patatas.

            Entre las novedades positivas AVA-ASAJA destaca el almacenamiento privado para productos lácteos (queso entre otros) y productos cárnicos (vacuno, ovino y caprino), la flexibilidad del pago verde en la Solicitud Única en relación con pastar en superficie de interés ecológico, así como la flexibilidad en las medidas de apoyo al sector apícola y vitivinícola. Sin embargo, además de haber olvidos como los lechones (sector porcino), AVA-ASAJA considera que la incidencia comercial de estas actuaciones queda limitada debido a las restricciones que se mantienen en el canal HORECA (restaurantes, hoteles, etc.) que para muchos productores constituye el principal e, incluso, único canal de comercialización.

            En cuanto a la medida temporal de ayudas de hasta 5.000 euros para agricultores y de 50.000 euros para pymes encuadradas en los Programas de Desarrollo Rural (PDR), AVA-ASAJA solicita a la conselleria de Agricultura que modifique su PDR autonómico para que los agricultores valencianos puedan beneficiarse de hasta 9 millones de euros.

            La organización agraria encabezada por Cristóbal Aguado también reclama al Gobierno español más voluntad política para aliviar, siquiera en parte, las millonarias pérdidas que están sufriendo los agricultores y ganaderos afectados por la crisis del Covid-19. Así, tacha de manifiestamente mejorables algunas medidas aprobadas recientemente por el Ejecutivo central como las ayudas destinadas al sector ovino-caprino, la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos, el aplazamiento bonificado de impuestos, las medidas urgentes en materia de empleo agrario, las instrucciones para el desplazamiento de personas a las explotaciones o la ampliación de plazos para gestionar seguros agrarios y trámites administrativos. 

Piden la prórroga del Metil Clorpirifos en la agricultura

La organización se ha dirigido a la Conselleria y al Ministerio de Agricultura para pedirles una reflexión y que los agricultores españoles no sean menos que los italianos 

AVA-ASAJA pide la prórroga del Metil Clorpirifos en la agricultura española como sí permite Italia

Valencia, 28 de abril de 2020. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) se ha dirigido a la Conselleria y al Ministerio de Agricultura para solicitarles que sigan los pasos dados por la República Italiana y vuelvan a autorizar el uso de la materia activa Metil Clorpirifos para la lucha contra plagas de cítricos y caquis mientras no existan otras alternativas de control biológicas o químicas con garantías suficientes.

Un reglamento comunitario publicado el pasado 13 de enero estableció a los Estados miembros que no renovaran la comercialización y uso del Metil Clorpirifos a partir del 16 de febrero, extendiendo ese periodo de empleo como máximo hasta el 16 de abril, pese a que esta sustancia es utilizada en la mayor parte de países del mundo e incluso el Codex Alimentarius establece un Límite Máximo de Residuos de la misma para comercializar frutas en los mercados. Las administraciones españolas aplicaron este veto al pie de la letra y en contra de las demandas del sector agrario, que se ve incapaz de afrontar importantes plagas como el Cotonet de Sudáfrica (Delottococcus aberiae) que sigue expandiéndose sin control a lo largo de la Comunitat Valenciana.

Mientras tanto, el Ministerio de Sanidad de la República Italiana acaba de decretar la autorización del uso de productos fitosanitarios que contienen la materia activa Metil Clorpirifos, durante un periodo máximo de 120 días, aludiendo a “motivos de emergencia fitosanitaria” para la lucha contra el chinche asiático Halyomorpha halys en frutales de hueso.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, pide a los gobiernos autonómico y nacional “una reflexión porque los agricultores españoles no pueden ser menos que los italianos. Si nuestros competidores, tanto en la UE como en países terceros, utilizan un producto que nosotros tenemos prohibido como el Metil Clorpirifos, perderemos competitividad. El mercado comunitario debería aplicar las mismas reglas para todos, lo contrario es una estrategia paradójica y suicida que está provocando que Europa dependa cada vez más de la alimentación de otros lugares y, si algo hemos aprendido con la crisis del Covid-19, es que resulta imprescindible contar con una autosuficiencia alimentaria”.