Los agricultores sumen costes tres la ola de calor

AVA-ASAJA advierte de que los cultivos más vulnerables a las manchas de calor en la piel o ‘planxat’ son las mandarinas tempranas, el caqui y la uva de mesa

La ola de calor obliga a los agricultores a asumir sobrecostes en riegos y tratamientos contra plagas

Valencia, 9 de agosto de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) afirma que la ola de calor que estos días eleva las temperaturas por encima de los 40 grados en muchos puntos de la Comunitat Valenciana está teniendo unas consecuencias generalmente negativas para el desarrollo de los cultivos y el cuidado del ganado.

Aunque es pronto para determinar con exactitud las pérdidas que pueda acabar ocasionando este episodio climático en el campo, AVA-ASAJA advierte de que los agricultores se ven obligados a asumir sobrecostes económicos tanto para realizar riegos, con los que contrarrestar el estrés hídrico del arbolado, como para acometer los necesarios tratamientos contra los ataques de plagas y enfermedades cuya incidencia se ve favorecida por estas circunstancias meteorológicas.

Asimismo la organización agraria agrega los daños que previsiblemente se puedan sufrir en forma de manchas en la piel o ‘planxat’ debido a la exposición persistente del sol sobre los frutos. En ese sentido, los cultivos más vulnerables a este tipo de fisiopatías son las mandarinas tempranas, el caqui y la uva de mesa, que en función de la gravedad de las manchas podrían incluso quedar inservibles para su comercialización. 

En cuanto a la ganadería, el sector también afronta la ola de calor con preocupación a causa de la necesidad de alimentar e hidratar adecuadamente a los animales, con el aumento de los gastos que ello comporta.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, señala que “las personas podemos ponernos a la sombra o encender el aire acondicionado, pero las plantas no tienen otro remedio que soportar este calor inusual. Los agricultores y ganaderos estamos adoptando todas las medidas que están en nuestras manos para minimizar las mermas de producción pero luego no podremos repercutir esos sobrecostes en el precio final”.

AVA-ASAJA pide a Compromís que incluya la crisis agraria valenciana entre los temas prioritarios

Aguado: “Nos ha llamado la atención que este partido haya utilizado la agricultura como asunto central durante la campaña electoral y ayer la silenciara ante Sánchez”

AVA-ASAJA pide a Compromís que incluya la crisis agraria valenciana entre los temas prioritarios para apoyar la investidura de Pedro Sánchez

Valencia, 6 de agosto de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) solicita a Compromís que incluya la necesidad de adoptar medidas en apoyo al campo valenciano entre el listado de exigencias de máxima prioridad que esta formación política está negociando con el PSOE de cara a apoyar a su candidato Pedro Sánchez en la investidura de gobierno prevista para septiembre.

Y es que la asociación lamenta que la crisis agraria, que en el último curso se ha saldado con unas pérdidas récord de 439 millones de euros para los agricultores y ganaderos valencianos, ni siquiera mereciera una mención en la agenda de temas que trascendieron de la reunión mantenida ayer en Valencia entre los dirigentes de Compromís –la líder de la formación Mónica Oltra y el diputado en el Congreso Joan Baldoví– y del PSOE –el presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el ministro de Fomento y secretario de Organización, José Luis Ábalos, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

“Nos ha llamado la atención –afirma el presidente de AVA-ASAJA Cristóbal Aguado– que un asunto central en las campañas electorales de Compromís tanto para los ayuntamientos como para la Generalitat, el Congreso de los Diputados y el Parlamento Europeo como fue la agricultura, ayer lo silenciara ante Pedro Sánchez. Consideramos importantes los temas que sí se abordaron durante el encuentro, pero sorprende saber que las críticas formuladas reiteradamente por parte de Compromís contra las concesiones del acuerdo con Sudáfrica o más recientemente con Mercosur caigan en saco roto ahora, justo cuando la formación nacionalista tiene más fuerza para arrancar al ejecutivo central un compromiso explícito en defensa de los agricultores y ganaderos de la Comunitat que atraviesan una situación crítica”.

Aguado espera que “Compromís no utilice la agricultura únicamente para ganar votos sino que, una vez pasadas las elecciones y aprobados los nuevos equipos de gobierno en las distintas administraciones, demuestre con hechos que tiene una voluntad inequívoca de solucionar los problemas que atenazan al sector agrario tanto en Madrid como aquí en el Consell”.

Pérdidas récord de 439 millones en la Comunitat Valenciana

La organización agraria enviará a los ayuntamientos una moción para que aprueben y trasladen a la Generalitat y al Gobierno central medidas de apoyo al campo valenciano

AVA-ASAJA reclama un plan estratégico a todas las administraciones tras un año agrario con unas pérdidas récord de 439 millones en la Comunitat Valenciana

Valencia, 5 de agosto de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) reclama un plan estratégico a corto, medio y largo plazo en apoyo al campo valenciano –dirigido a todas las administraciones: tanto a los nuevos equipos de gobierno investidos en los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana, como a la Generalitat Valenciana y al gobierno central que finalmente se forme– con el objeto de revertir la situación crítica que atraviesan los agricultores y que en el último curso 2018/2019 ha acumulado unas pérdidas récord de 439 millones de euros.

Según un estudio técnico de AVA-ASAJA, los problemas estructurales de producción y mercado y, en menor medida, las adversidades climáticas, han arrojado números rojos en prácticamente todos los cultivos y cabañas ganaderas. Resulta especialmente sangrante el balance de la campaña citrícola, con 305 millones de pérdidas económicas, que se considera la peor, en términos de rentabilidad, de las últimas décadas. En el apartado agrícola, también cabe resaltar el impacto negativo de las temporadas del caqui (42 millones de pérdidas), frutales de hueso (32 millones), olivar (26 millones) o viñedo (20 millones). Las pérdidas totales ocasionadas en las producciones agrícolas ascienden a 432 millones.

En cuanto a los ganaderos valencianos, la dramática crisis de rentabilidad que  vienen arrastrando en los últimos tiempos se ha agravado este último ejercicio con unas pérdidas cercanas a los 7,4 millones de euros. Las cabañas de ovino-caprino, vacuno y cunicultura se han saldado con 3,8 millones de pérdidas, 1,9 millones y 390.000 euros respectivamente. Tampoco los apicultores valencianos se han salvado de la debacle tras sufrir unas pérdidas de 1,3 millones. 

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, exige “un cambio inmediato y contundente del rumbo de las políticas agrarias a fin de garantizar la supervivencia del agricultor, ante unos resultados absolutamente desoladores y catastróficos que, lejos de tratarse de algo excepcional, se suman a una tendencia de extrema gravedad que está provocando un envejecimiento nunca visto de la población rural y el abandono de campos”. Por ello, y justamente en un momento en el que acaban de ponerse en marcha los nuevos gobiernos municipales y el autonómico, y en el que además se está negociando el ejecutivo estatal, AVA-ASAJA les urge “a pasar de las palabras a los hechos y aplicar un verdadero plan de choque».

De este modo, la asociación dirigirá un escrito a los ayuntamientos valencianos para demandarles que aprueben mociones en las cuales se les insta, en primer lugar, a trasladar una serie de medidas a la Generalitat Valenciana y a distintos ministerios del gobierno central, y por otra parte, a aprobar ellos mismos otras iniciativas dentro del ámbito de sus propias competencias locales.

Dichas mociones reivindican al presidente del Consell, Ximo Puig, una implicación más decidida y ambiciosa hacia el colectivo a través del incremento en un 20% del presupuesto de la conselleria de Agricultura en las líneas estrictamente agrarias, al tiempo que solicita a la consellera Mireia Mollà una aplicación inmediata de la Ley de Estructuras, un impulso del IVIA para ganar en eficiencia y una política de sanidad vegetal clara y rigurosa contra las plagas, entre otras prioridades.

Las propuestas dirigidas al ministerio de Agricultura se enfocan hacia una interlocución más potente en Bruselas, la defensa de la agricultura mediterránea en los tratados comerciales con terceros países, la agilización de protocolos de exportación a nuevos mercados, una normativa más flexible en el marco de las organizaciones de productores, mejoras en la ley de la cadena alimentaria para reorganizar el poder de negociación, una legislación que ponga coto a los daños de la fauna salvaje y una reducción de los trámites burocráticos.

Dentro del gobierno central, AVA-ASAJA también plantea iniciativas a otros ministerios, como al del Interior: más recursos para luchar contra la lacra de los robos en el campo, o al de Hacienda: ventajas fiscales como el módulo cero en la declaración del IRPF correspondiente a 2019 en los cultivos y ganaderías que han sufrido pérdidas, créditos bonificados a interés cero o la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones para favorecer el relevo generacional. 

AVA-ASAJA también considera en el contenido de la moción un conjunto de medidas a aplicar por parte de los propios consistorios, tales como la exención de impuestos relacionados con la actividad agraria como el IBI Rústico, la intervención para crear batidas junto con las asociaciones de cazadores con las que controlar los perjuicios producidos por la fauna silvestre, la conservación de caminos y vías rurales o una mayor vigilancia en los términos a fin de frenar los robos.

Estimación de pérdidas de los agricultores valencianos campaña 2018-2019:

CultivoPérdidas económicas
Agricultura 
Cítricos305.000.000
Hortalizas1.700.000
Viñedo20.100.000
Almendro3.000.000
Caqui42.000.000
Frutales32.000.000
Cereales2.300.000
Olivar26.000.000
Total agricultura432.100.000
  
Ganadería 
Ovino-Caprino3.800.000
Cunicultura390.000
Apicultura1.300.000
Vacuno1.900.000
Total ganadería7.390.000
  
Total439.490.000

Daños en cultivos provocados por conejos, jabalíes,….

La situación es desesperante de forma generalizada en toda la Comunitat Valenciana y los daños en cultivos son provocados por conejos, jabalíes, ciervos, corzos, muflones y cabras

AVA-ASAJA reclama a la administración soluciones ante los daños de la fauna salvaje que arrasan diez hectáreas de herbáceos a la semana en Aras de los Olmos

Valencia, 1 de agosto de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia la indefensión que sufren los agricultores valencianos ante la superpoblación de fauna salvaje y reclama a la administración que ofrezca soluciones de manera urgente, puesto que la gravedad es de tal magnitud que en Aras de los Olmos los ciervos, los jabalíes, los corzos, los muflones y la cabra montés están arrasando aproximadamente diez hectáreas de maíz verde y cereales por semana en la explotación de un ganadero de la zona. Ante estos datos, la organización estima que los daños en la comarca de Alto Turia podrían superar el 10% de la cosecha de cultivos herbáceos. Los agricultores y ganaderos de la comarca cultivan maíz forrajero, alfalfa y otros cereales para la alimentación del ganado y no tienen herramientas para luchar contra la fauna silvestre que saquea sus explotaciones.

El responsable de la sectorial de ovino-caprino de AVA-ASAJA, Antonio Miguel Álvaro, ha perdido ya más de 50 hectáreas de cosecha que destinaba a la alimentación de su ganado, ya que la sequía en pastos está provocando que la caza mayor al no tener alimentos en el monte vaya a los terrenos agrícolas a comer. Además, al haber cada vez menos cazadores, la población de la fauna silvestre no para de crecer y no hay depredadores naturales para estas especies. Si bien es cierto que la situación en el Alto Turia es verdaderamente alarmante, los perjuicios no se encuentran únicamente en esa zona, sino que se extienden por toda la Comunitat Valenciana. Así, hemos recibido avisos por daños de conejos y de jabalíes en las comarcas de Valle de Ayora, Cortes de Pallás, Camp de Morvedre, Camp de Túria, La Costera, Utiel-Requena, Ribera Alta, Vall d’Albaida, l’Horta Nord, l’Horta Sud y la Safor.

Ante esta situación, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, apunta que “es necesario que las administraciones se impliquen a fondo para frenar este problema y asuman las responsabilidades pertinentes para lograr una población estable, equilibrada y compatible con los intereses del medio rural”. Entre estas medidas, desde la asociación se reclama “un mayor control de las especies invasoras de los cultivos, mejoras en la cobertura y las indemnizaciones del seguro de daños por fauna silvestre, ayudas económicas para instalar mecanismos de control, como puede ser el vallado, y compensaciones que hagan frente a las pérdidas que sufren los agricultores año tras año”. Por otra parte, Aguado también pide que “se reconozca el papel fundamental de los cazadores en el control de poblaciones y no se criminalice su función”.

Asimismo, el máximo dirigente de esta organización pide a los agricultores afectados que denuncien la situación para que haya constancia del grave problema que asola al campo valenciano.

Botulismo aviar en Tancat

El mantenimiento ecologista del Tancat de la Pipa ha provocado la aparición del botulismo aviar, un problema inexistente en las 15.000 hectáreas de arrozal

AVA-ASAJA afirma que la Albufera no existiría sin la gestión del agua que llevan a cabo los arroceros y cuestiona el mantenimiento del Tancat de la Pipa

Valencia, 31 de julio de 2019. Ante el reciente brote de botulismo que se ha producido en el Tancat de la Pipa y que ha provocado la muerte de cerca de 500 aves, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) pone de relieve la importancia de la actividad arrocera en el Parque Natural de la Albufera y afirma que este paraje no existiría sin la gestión racional del agua que llevan a cabo los agricultores de la zona, ya que únicamente se ha producido en un espacio que gestiona la administración con criterios estrictamente ecologistas.

El botulismo aviar es una intoxicación que padecen las aves tras ingerir una toxina producida por la bacteria anaerobia Clostridium botulinum. Este problema aparece en lugares en los que no hay oxígeno y la temperatura supera los 26 grados. Cuando se dan estos supuestos, la bacteria se encuentra en condiciones propicias para reproducirse e infecta a los invertebrados que posteriormente ingieren las aves. Además, los cadáveres en descomposición de estas aves favorecen la proliferación de la toxina. En este caso concreto, el brote podría haber sido evitado si el agua en lugar de estar estancada hubiera estado en movimiento, como sí ocurre en los arrozales gestionados por los agricultores del Parque, ya que el oxígeno impide la aparición de bacterias anaerobias. 

La gestión del agua por parte de la administración en este “filtro verde”, a la que supuestamente se dota de presupuestos públicos, ha provocado una alteración en el ecosistema de la Albufera. Por tanto, ha quedado demostrado que si se siguen este tipo criterios de mantenimiento la situación desastrosa puede extenderse al resto del Parque, donde ya se observan acequias estancadas por la falta de limpieza de vegetación. “Nos prohíben retirar la vegetación para no molestar a las aves y lo que van a conseguir es que el agua deje de circular y se pudra”, señala el responsable de la sectorial arrocera de AVA-ASAJA, Miguel Minguet. “La Albufera es un entorno creado por el hombre y por ello este humedal no existiría sin la acción clave de los arroceros. El problema lo está generando la administración al no dejar circular el agua con normalidad, prueba de ello es que en las 15.000 hectáreas de arroz que gestionan los agricultores no hay casos de botulismo y cuando se gestiona mediante criterios contrarios a los usos y costumbres aparece el problema. Se trata de una situación paradójica, puesto que los ideólogos de despacho que ponen trabas al manejo racional del agua han provocado la muerte de cerca de 500 aves por botulismo”, argumenta Minguet, quien también se pregunta si “en este caso la fiscalía va a abrir diligencias para investigar el grave daño ocurrido sobre la fauna aviar de la Albufera”.

La unidad del sector de la algarroba

Representantes del colectivo se han reunido hoy con el Secretario Autonómico de Agricultura, quien trasladó el pleno apoyo de la Generalitat a las iniciativas de modernización que se llevan a cabo

AVA-ASAJA apuesta por la unidad del sector de la algarroba para favorecer la profesionalización de un cultivo en plena fase de crecimiento

Valencia, 26 de julio de 2019. El cultivo de la algarroba en la Comunitat está experimentando un auge en los últimos años propiciado por los usos de carácter industrial que se han encontrado para este fruto. Precisamente, con el objeto de canalizar y encauzar debidamente todo ese potencial la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) está apostando por favorecer al máximo la unidad del sector de cara a impulsar su profesionalización.

Partiendo de ese planteamiento, representantes del cultivo de la algarroba, tanto de la rama de los productores como de los comercializadores industriales, han mantenido esta mañana una reunión de trabajo con el Secretario Autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, y con el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Roger Llanes, para solicitar el respaldo de la Administración autonómica. En el encuentro participaron también el director de AVA-ASAJA, Jenaro Aviñó, el técnico responsable de la sectorial de frutos secos de esta organización, Federic Martínez, el prior y cónsul mayor del Consulado de la Lonja de Valencia, Vicente Ebri, el representante de la cooperativa Fruitsecs, Juan Carlos Balaguer, y los gerentes de las firmas Pedro Pérez Martínez, S. L y G. A. Torres, SL, Enrique Pérez y Manuel Torres, respectivamente.

Los portavoces del sector explicaron que el incremento de la demanda de algarrobas por parte de una industria, que ha encontrado en los espesantes obtenidos de su semilla – el garrofí – una fuente para la elaboración de productos como papillas para bebes, cosméticos o harinas para chocolates y bizcochos, aumenta las exigencias y el nivel de profesionalización a los que tienen que hacer frente productores y comercializadores.

Por todo ello, las empresas del sector están desarrollando proyectos de investigación con nuevas variedades y otras líneas de trabajo dirigidas a obtener el mayor valor añadido posible de un cultivo al alza y del que la Comunitat Valenciana es ahora mismo la mayor productora de España con una producción que se sitúa en torno a las 23.000 toneladas.

Durante la reunión mantenida esta mañana, el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, trasladó “el pleno apoyo de la Generalitat a todas las iniciativas encaminadas a favorecer la modernización de un cultivo cuyo destino, hasta hace poco tiempo, se limitaba prácticamente a la alimentación animal. Sin embargo, con la irrupción de la industria, el panorama ha cambiado de manera radical y en la Conselleria somos consciente de la necesidad de apoyar, con todos los medios a nuestro alcance, el desarrollo de un producto con buenas expectativas de crecimiento y, desde luego, eso es lo que vamos a hacer”.

Por su parte, el director de AVA-ASAJA, Jenaro Aviñó, valoró en término positivos los resultados del encuentro e indicó al respecto que “en un contexto de recesión agraria como el que nos encontramos es preciso aprovechar las oportunidades de obtener una mayor rentabilidad de un cultivo, como sucede ahora con el caso de la algarroba. En AVA-ASAJA vamos impulsar la unidad y la profesionalización de un sector que tiene el viento a favor, pero que necesita llevar a cabo reformas, concentrar la oferta y apostar por la investigación para obtener así el máximo rendimiento. En ese sentido, estamos satisfechos con la respuesta favorable y la excelente predisposición que ha mostrado la conselleria de Agricultura hacia nuestras demandas”.

La Unión Europea incorpora la mancha negra en la lista de plagas prioritarias

La organización reclama que además de considerarse como plaga prioritaria se realicen controles más rigurosos y exhaustivos en las importaciones procedentes de países terceros

Las principales organizaciones citrícolas logran que la Unión Europea incorpore la mancha negra en la lista de plagas prioritarias

Valencia, 26 de julio de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y el resto de representantes del sector citrícola europeo han logrado que la Unión Europea (UE) incorpore finalmente la plaga de la mancha negra en la lista de plagas prioritarias. Así lo ha hecho saber la dirección general de salud y seguridad alimentaria de la Comisión Europea encargada de crisis en los ámbitos alimentario, animal y vegetal a nivel fitosanitario que, tras analizar el posible riesgo de esta plaga, ha llegado a la conclusión de que la mancha negra de los cítricos debe figurar en la lista de plagas prioritarias de la UE, junto con las demás cuyo posible impacto económico, medioambiental o social se considera el más grave para el territorio de la Unión.

Tras la detección de la mancha negra en siete cargamentos de cítricos importados desde Túnez la pasada primavera se encendieron todas las alarmas en el sector citrícola europeo y en especial en el español. Su introducción por primera vez en un país mediterráneo desmontó los falaces argumentos esgrimidos por Sudáfrica ante Bruselas cuando aseguraba que sus envíos citrícolas, infestados de mancha negra, no entrañaban peligro alguno puesto que el hongo en cuestión no podía aclimatarse a las zonas mediterráneas.

Además, la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA) ya había advertido previamente a través de diversos informes que este hongo, conocido también como Guirnardia Citricarpa, sí podía establecerse y desarrollarse en climas mediterráneos.

Ante esta situación, el pasado mes de mayo, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, y el secretario general, Juan Salvador Torres, informaron del riesgo creciente al COPA-COGECA, mediante la aportación de documentación acreditativa y pidiéndole a esta organización que interviniera frente a la Comisión Europea a fin de que se extremaran las medidas de precaución, puesto que esta plaga ya estaba a las puertas de Europa. Asimismo, durante las reuniones del Comité Mixto Francia-España-Italia-Portugal celebradas en París el pasado mes de junio, los representantes de esta organización también hicieron hincapié en la necesidad de considerar a esta plaga como prioritaria habida cuenta de su amenaza tras la entrada en un país mediterráneo. Y es que su entrada en España supondría un duro golpe para un sector estratégico tanto a nivel nacional como a nivel comunitario, puesto que esta plaga causa graves alteraciones en la piel de los cítricos hasta el punto de dejarlos inservibles para su comercialización.

Posteriormente, los representantes del sector citrícola español: ASAJA, COAG, UPA, CGC, AILIMPO, FEPEX y las Cooperativas Agroalimentarias de España, dirigieron un escrito al comisario europeo de salud, Vytenis Andriukaitis, solicitando que se incluyera la mancha negra dentro de la lista de plagas prioritarias de la UE. Finalmente, apunta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado “después de todo este tiempo reivindicando su inclusión, hemos recibido contestación de la UE en un sentido positivo, ya que mediante su incorporación en esta lista se ha logrado que la Comisión reserve una dotación presupuestaria por si finalmente la plaga entrara en Europa. No obstante, lejos de ofrecer garantías al sector citrícola europeo de que esta plaga no entrará en nuestras fronteras, únicamente supone un parche económico una vez producido el desastre y por ello, desde esta organización agraria, seguimos insistiendo en la necesidad de controles más rigurosos y exhaustivos que impidan la entrada de plagas y enfermedades de países terceros, especialmente aquellos que como Sudáfrica tienen sus explotaciones citrícolas afectadas por la mancha negra.

Los precios de cítricos sudafricanos cuadriplican el precio Valenciano

Las mandarinas clemenvilla y los pomelos de Sudáfrica se venden a precios que rondan los 4 euros el kilo y los frutales inundan los lineales en plena campaña

AVA-ASAJA considera un despropósito que los cítricos sudafricanos cuadrupliquen el precio al que se vendieron los valencianos esta campaña 

Valencia, 23 de julio de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha observado que estos días los cítricos de Sudáfrica comienzan a llegar a los lineales a precios elevados que cuadriplican en algunos casos el precio al que se vendieron los cítricos valencianos la pasada campaña. Concretamente, mandarinas de la variedad clemenvilla se venden por encima de los 4 euros el kilo y los pomelos rojos y blancos muy por encima de los tres euros el kilo. Además, también inundan los lineales, salvo un error en etiquetado, nectarinas y ciruela roja de Sudáfrica en plena campaña de la fruta de verano, en la que los agricultores están percibiendo precios ruinosos.

El presidente de esta organización señala que es un “auténtico despropósito” que, “después de una campaña ruinosa para los productores valencianos en la que muchos de ellos se han visto obligados a abandonar su explotación, se haya cuadruplicado el precio que pagan los consumidores por estos productos cuando provienen de Sudáfrica y tienen condiciones socio-laborales  peores que los que se producen en la Comunitat Valenciana. Esta circunstancia demuestra claramente la debilidad de la cadena alimentaria española y europea y que quien marca el precio no es el consumidor, sino la gran distribución que usa y abusa de los agricultores valencianos”.

Por lo que respecta a la campaña de frutales, como ya alertó esta organización al inicio de la campaña, los productores están vendiendo su cosecha a precios ridículos, a pesar de que la fruta presenta este año una calidad excelente porque ha contado con las horas de frío necesarias para su correcto desarrollo, por lo que la entrada de nectarinas y ciruela roja de Sudáfrica en los lineales hundirá aún más si cabe a los productores valencianos.

Además, la organización advierte del riesgo fitosanitario que implica la entrada masiva de fruta de Sudáfrica y de la necesidad de que se lleven a cabo controles exhaustivos de estos productos debido a la presencia de plagas y enfermedades como la mancha negra que todavía no están en Europa y que podrían causar grandes estragos en nuestros cítricos si entraran como ya ocurrió hace nueve años con el cotonet de Sudáfrica. La mancha negra es un hongo, muy presente en Sudáfrica, que causa graves alteraciones en la piel de los cítricos hasta el punto de dejarlos inservibles para su comercialización.

Reducción de la futura cosecha valenciana de cítricos cercana al 30%

La organización hace un llamamiento a los citricultores para que actúen con cautela  a la hora de vender la fruta y augura un ejercicio con precios más razonables

En una primera estimación orientativa AVA-ASAJA prevé una reducción de la futura cosecha valenciana de cítricos cercana al 30%

Valencia, 19 de julio de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) en una primera estimación orientativa prevé que la producción de cítricos de la próxima campaña en la Comunitat Valenciana experimentará un descenso de entre un 20 y un 30% respecto al ejercicio anterior. Los servicios técnicos de esta organización agraria han elaborado una estimación a partir de una encuesta efectuada entre cerca de 100 citricultores, miembros de la sectorial de cítricos de esta asociación, que representan a todas las zonas productoras, y los datos recogidos auguran que la futura cosecha de la campaña 2019/20 registrará un disminución importante tanto en el capítulo correspondiente a mandarinas como en el apartado relativo a naranjas, limones y pomelos. La reducción de cosecha será mucho más acusada en mandarinas que probablemente superará el 30% de merma, mientras que en naranjas, limones y pomelos podría superar el 20%.

Por variedades destacan de manera muy significativa las bajadas del 25% y del 30% previstas para satsumas y clementinas respectivamente, así como el descenso del 30% que podría alcanzar el grupo de híbridos. Por lo que se refiere al grupo de navels y blancas estas experimentarán un descenso que podría superar el 20%. Las causas de esa reducción del rendimiento productivo de la citricultura valenciana de cara a la próxima temporada se deben fundamentalmente a la alternancia natural que, en términos de cosecha, caracteriza a las campañas citrícolas, es decir, a un ejercicio de producción elevada, como fue el caso del anterior, suele sucederle otro menos fecundo.

No obstante, todos los datos recogidos provienen de productores que no han abandonado su actividad y lamentablemente, al descenso acusado de la producción se sumará el incremento indiscutible del abandono de explotaciones citrícolas debido a los precios ruinosos que obtuvieron los productores a lo largo de la última campaña. Tanto es así que en algunos municipios las tierras dedicadas a este cultivo podrían verse reducidas en un 10%. “No podemos valorar todavía el número de hectáreas abandonadas, pero seguramente las cifras serán desoladoras”, señala el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

Ante una futura caída generalizada de la producción, el presidente de esta organización afirma que “los precios de la futura campaña citrícola deberían mejorar razonablemente respecto al ejercicio anterior, sin embargo, aunque las cotizaciones sean superiores no por ello va a verse compensado el descenso general de ingresos que sufrirán los productores valencianos en su conjunto a causa de esta disminución tan acusada de la cosecha. Por ello, el dirigente de esta de esta organización hace un llamamiento a los agricultores para que actúen con cautela a la hora de negociar la venta de la fruta, ya que la próxima campaña podrá servir para poner freno a los abusos que se han producido en el ejercicio anterior tanto a nivel de precio como de condiciones contractuales. 

reunió a un centenar de productores ecológicos para abordar los retos y las oportunidades del sector

Durante el acto se presentaron numerosos casos de éxito de personas que se han incorporado a la producción ecológica y han logrado comercializar sus productos

AVA-ASAJA reunió a un centenar de productores ecológicos para abordar los retos y las oportunidades del sector

 

Valencia, 18 de julio de 2019. La sede de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) acogió ayer un encuentro de productores de agricultura y ganadería ecológica para abordar los retos y las oportunidades de un sector que se abre paso en la Comunitat Valenciana. Alrededor de 100 personas asistieron al acto en el que se presentaron numerosos casos de éxito en diferentes cultivos y ganadería de personas que se han incorporado a la producción ecológica y han conseguido cerrar el círculo de la comercialización de sus productos.

 La organización, referente en la Comunitat Valenciana por contar con el mayor número de productores en ecológico, abordó los retos de la agricultura ecológica a nivel de fertilización de la mano de Fidel Expósito y de Marcos Alberto Manzanera, que dieron a conocer los nutrientes y abonos que el reglamento permite utilizar en la producción ecológica. Los expertos hicieron hincapié en que la importancia de la fertilización no radica únicamente en la nutrición de la planta, sino que también es un elemento clave para prevenir plagas y enfermedades.

Uno de los puntos más importantes del encuentro fue la necesidad de cerrar el círculo que va desde la producción a la comercialización y para ello la sectorial contó con la experiencia personal de productores que han logrado completar el proceso y vender sus productos en ecológico. Vicente Ibáñez Andrés; presentó su experiencia en el cultivo de cítricos y caqui en ecológico, María Ángeles Novella, dueña de una bodega dio a conocer su cultivo del viñedo y elaboración de vino ecológico; Salvador Martínez, explicó su caso como productor de olivar y elaborador de aceite ecológico; Antonio Gimeno, miembro de la junta directiva de AVA-ASAJA habló sobre su cultivo de la chufa ecológica y su comercialización; Miguel Minguet, responsable de la sectorial arrocera de AVA-ASAJA explicó su actividad en el cultivo de arroz ecológico y su comercialización; y José Francisco Ramírez describió su día a día como ganadero en ecológico.

Además de todos estos casos de éxito, también intervino el asociado de AVA-ASAJA, Adolfo García Sánchez, que ha recibido dos premios a la innovación por su empresa transformadora de productos ecológicos. Todos los casos sirvieron para poner de relieve las dificultades que se han encontrado al introducirse a la producción ecológica y cómo han logrado una rentabilidad económica interesante al final del camino, así como la satisfacción de realizar su actividad en el respeto al medio ambiente.

La agricultura y la ganadería ecológicas constituyen hoy en día un nicho de mercado que puede proporcionar una oportunidad para las explotaciones pequeñas y dispersas que predominan en la Comunitat Valenciana, donde la media de la superficie se encuentra en aproximadamente 5 hectáreas, mientras que en resto de España es de 12 hectáreas. Asimismo, supone un atractivo para los jóvenes que se incorporan al sector agropecuario y permite el relevo generacional tan importante en el campo valenciano, donde la media de edad de los agricultores se sitúa alrededor de los 65 años.

Al finalizar el acto, las personas asistentes pudieron degustar productos ecológicos de dos de los ponentes que dieron a conocer sus casos de éxito: María Ángeles Novella y Salvador Martínez. Por su parte, Novella ofreció sus vinos en ecológico Aniceta (Bobal de Ángeles) y Vitis Miguel de María, y Martínez su aceite ecológico Mozaira de la almazara de Hermanos Martínez Zaballos. Además, Món Orxata también aportó su horchata fresca natural de chufa ecológica.

El próximo encuentro de la sectorial de la agricultura ecológica de AVA-ASAJA tendrá lugar en septiembre y analizará las principales plagas en los cultivos en ecológico, así como los principales cambios en la nueva normativa de la mano de algún experto de la administración para poder intercambiar las inquietudes de los productores y las debilidades a las que se enfrentan, como actualmente ante la inexistencia de una sala de despiece para la ganadería ecológica que obliga a algunos productores a tener que vender su producto como convencional.