Archivo por días: 8 febrero, 2019

El robo de cobre impide el riego de 1400 hectareas

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, califica de intolerable la indefensión en la que se encuentran los agricultores ante el problema de la delincuencia rural

El robo del cobre en un cabezal impide el riego en 1.400 hectáreas de cultivo en Picassent

Valencia, 8 de febrero de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia que durante la pasada madrugada unos delincuentes asaltaron el cabezal de riego ubicado en el sector X del Canal Júcar-Turia, en término municipal de Picassent, y robaron los cables de cobre que se emplean en dicha instalación. Las consecuencias de este robo serán nefastas para los cultivadores de esa zona, ya que hasta que puedan repararse los múltiples desperfectos ocasionados va a resultar imposible llevar a cabo las tareas de riego.

La superficie afectada por esta circunstancia asciende a unos 1.400 hectáreas en las que se cultivan principalmente cítricos, caquis y, en menor medida, kiwis. El valor del material sustraído supera los 12.000 euros, a los que habrá que añadir los costes que entrañará la reparación de los daños en la instalación de riego causado por los ladrones durante su asalto.

El término municipal de Picassent, un área eminentemente agraria, está siendo especialmente castigada en los últimos tiempos por la incidencia de la delincuencia en el medio rural. El pasado mes de noviembre se vio sacudido por una oleada de robos en explotaciones de kiwi y aguacates, productos que tienen precios más atractivos que otros cultivos tradicionales, aunque no por ello se libran tampoco de la acción de los ladrones ni cítricos ni caquis.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, manifiesta al respecto «que lo que está sucediendo es intolerable e inadmisible y este último episodio deja sin posibilidad de regar a decenas de agricultores. El trabajo de los equipos Roca de la Guardia Civil es sin duda encomiable, pero resulta insuficiente para atajar un problema que tiene que resolverse con un endurecimiento de las penas porque no puede ser que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra».

Movilizaciones por la crisis citrícola

El próximo jueves 14 de febrero repartirá naranjas en Valencia y ASAJA está ultimando los preparativos para realizar una movilización en Madrid

AVA-ASAJA prosigue su campaña de movilizaciones para protestar por la falta de soluciones y respuestas a la crisis citrícola

         Valencia, 8 de febrero 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha decidido dar continuidad a su campaña de protestas ante la devastadora crisis citrícola que atraviesa el sector y frente a la falta de respuestas satisfactorias y soluciones concretas por parte de las distintas administraciones. Así, las movilizaciones iniciadas el pasado 14 de diciembre con una manifestación frente a la conselleria de Agricultura, proseguirán con dos nuevos actos reivindicativos.

         El primero de los mismos tendrá lugar el próximo jueves 14 de febrero ante la plaza de toros de Valencia y consistirá en el reparto gratuito de naranjas para denunciar de este modo los precios de auténtica ruina que están percibiendo los citricultores, mientras que el segundo se celebrará en Madrid en una fecha aún por determinar. ASAJA está ultimando los preparativos de esa inminente movilización que tendrá como escenario la capital de España y carácter estatal, puesto que la crisis citrícola también está castigando con dureza al resto de zonas productoras.

         «La situación es insostenible», asegura el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado-. «La fruta se queda en los árboles porque muchos agricultores no encuentran comprador -prosigue Aguado- y si consiguen venderla es a precios ridículos que no cubren ni de lejos los costes de producción. Mientras tanto, las administraciones, tanto la autonómica y central, como la comunitaria, siguen con su estrategia de buenas palabras y tácticas dilatorias para intentar rebajar la tensión, pero los agricultores ya no aguantan más, están hartos de que los engañen, han dicho basta y van a volver a defender en la calle y ante quien sea necesario el fruto de su trabajo».