Archivos mensuales: diciembre 2018

AVA-ASAJA exige a los gobiernos central y autonómico que aporten fondos propios contra la crisis citrícola

La organización agraria reclama, ante la gravedad de la situación, compensaciones directas para los productores afectados a través de las llamadas ayudas de mínimis

AVA-ASAJA exige a los gobiernos central y autonómico que aporten fondos propios contra la crisis citrícola y no se limiten a usar los de la UE

Valencia, 24 de diciembre de 2018. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) considera lamentable e inaceptable que ni el gobierno central ni el autonómico tengan previsto hasta la fecha destinar fondos de sus propios presupuestos para la puesta en marcha de medidas concretas que contribuyan a atenuar el impacto demoledor que está teniendo la actual crisis citrícola sobre las rentas de miles de agricultores. Y es que, de acuerdo con la información que maneja esta organización agraria, la iniciativa anunciada la semana pasada por el ministerio de Agricultura, consistente en la retirada del mercado en fresco de 50.000 toneladas de cítricos para convertirlas en zumo de reparto gratuito, va a sufragarse única y exclusivamente con cargo a los fondos operativos de la Unión Europea (UE).

“Cualquier acción que ayude a descongestionar el mercado en fresco nos parece positiva y cuenta con todo nuestro apoyo -apunta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado- pero, evidentemente y ante la gravedad de la actual coyuntura citrícola, las administraciones central y autonómica no pueden limitarse a aplicar ese mecanismo previsto en la legislación comunitaria y lavarse la manos. Es preciso que se impliquen a fondo, que se mojen de verdad y que aporten dinero de sus propias arcas para tratar de aliviar una situación dramática para cientos de familias”.

El concreto, el máximo responsable de esta organización agraria reclama, entre otras posibles actuaciones como los créditos bonificados, la aprobación de compensaciones directas para los agricultores a través del sistema denominado ayudas de mínimis, un procedimiento que contempla subvenciones por valor de 15.000 euros por explotación a distribuir a lo largo de tres años. Los productores de cítricos con derecho a acceder a este apoyo financiero tendrían que acreditar que han sufrido dificultades serias en sus parcelas, ya sean de orden climático o comercial.

“Necesitamos bastante más que las buenas palabras que hemos recibido hasta el momento por parte de la Conselleria y del Ministerio -reflexiona Aguado-. Hacen falta hechos concretos y la mejor forma de demostrar ese compromiso no es otra que aportar sus propios fondos para combatir esta crisis que nos está expulsando del campo. El hundimiento de los precios, el veto ruso que sigue sin resolverse, la competencia desleal de terceros países sin que se arbitren las necesarias medidas de reciprocidad constituyen un suma y sigue que nos conduce al desastre y las administraciones no pueden limitarse a poner paños calientes o a pasarse la pelota las unas a las otras”.

En este sentido, el presidente de AVA-ASAJA señala que “la función de los partidos políticos, y máxime cuando ocupan parcelas de poder, no es la de ponerse a reivindicar o trasladar las reivindicaciones de terceros, sino la de actuar y tomar medidas concretas para solucionar los problemas”.

El etiquetado de los zumos y néctares españoles, ejemplo en nuestra industria alimentaria


. El sector está regulado por el Real Decreto 781/2013 en materia de elaboración, composición, etiquetado, presentación y publicidad  . Además, la Asociación Española para el Autocontrol de Zumos y Néctares (AEAZN) vela por la autenticidad y la calidad y lucha contra el fraude y la adulteración de los productosMadrid, 19 de diciembre de 2018.- El Real Decreto (RD) 781/2013, por el que se regula la elaboración, composición, etiquetado, presentación y publicidad de los zumos y néctares españoles, hace que la industria sea un ejemplo de transparencia en todos estos ámbitos.El secretario general de la Asociación Española de fabricantes de Zumos (Asozumos), Alfonso Mena, afirma que “desde Asozumos estamos comprometidos con la transparencia en todo el proceso de elaboración y la composición de nuestros zumos y néctares”. “Así, los consumidores pueden disfrutar de un alimento que preserva las propiedades de las frutas de las que proceden”, añade Mena.
Los zumos de frutas son alimentos mínimamente procesados y su elaboración se caracteriza por las restricciones en lo que a aditivos respecta. Los compuestos o ingredientes que pueden ser añadidos están recogidos en el anexo 1.B del Real Decreto mencionado anteriormente. Únicamente se permite la adición de vitaminas y minerales autorizados por la legislación a través del Reglamento (CE) nº 1925/2006 del 20 de diciembre de 2006.En cuanto a los aditivos alimentarios, la industria solo puede incluir aquellos contemplados en el Reglamento (CE) nº 1333/2008 del 16 de diciembre. Para los zumos y néctares, sean o no procedentes de concentrado, “únicamente está autorizada la incorporación de los aromas, pulpas y células procedentes de la misma fruta”, explica Alfonso Mena.Sólo para los néctares, se permite la incorporación de azúcares en una cantidad no sea superior al 20% del peso total del producto, pudiendo sustituirse total o parcialmente por miel o edulcorantes. De manera excepcional, puede añadirse zumo de limón y de lima como acidificantes sin modificar al denominación del producto y en una cantidad inferior a los 3 gramos por litro de zumo.  
El artículo 2 del Real Decreto (RD) 781/2013, por el que se regula esta categoría de bebidas, establece las disposiciones específicas sobre etiquetado, presentación y publicidad. Dicho artículo determina todos los casos en los que deben aparecer reflejadas en el etiquetado las frutas de las que proceden los zumos y néctares. Es decir, todos, salvo aquellos en los que los zumos de limón y lima sean utilizados exclusivamente como acidificantes. También en el caso de que estén compuestos por más de tres frutas, en cuyo caso podrá utilizarse la denominación “varias frutas”.  El sector es, además, referente administrativo nacional en materia de autocontrol de la calidad en el ámbito alimentario, gracias a la Asociación española de Autocontrol de Zumos y Néctares (AEAZN). Esta organización sectorial se ocupa de fomentar y vigilar la libre y leal competencia entre las empresas españolas del sector. El control de la autenticidad y de la calidad de sus productos y la lucha contra el fraude y la adulteración son sus principales objetivos.  

El gobierno anuncia retirar 50000 toneladas de cítricos

El ministerio de Agricultura también ha informado en la reunión de hoy de que va

a analizar la incidencia del acuerdo con Sudáfrica sobre los precios y volúmenes

AVA-ASAJA considera positivo el anuncio del Gobierno de retirar 50.000 toneladas de cítricos

pero reclama más medidas para afrontar la crisis

Madrid, 20 de diciembre de 2018. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) califica de positivos los resultados obtenidos de la reunión que los dirigentes de las organizaciones agrarias estatales, los operadores comerciales (tanto de carácter privado como cooperativo) y de la industria de transformación han mantenido esta mañana con altos cargos del Ministerio de Agricultura a fin de evaluar las causas que han desembocado en la actual situación de crisis en la que se encuentra sumida la campaña citrícola y acordar la puesta en marcha de medidas que contribuyan a enderezar el rumbo de la temporada.

La primera de las acciones dirigidas a tal fin que anunciaron los representantes del departamento agrario del Gobierno central va a consistir en favorecer la retirada del mercado en fresco de 50.000 toneladas para, de este modo, contribuir a descongestionarlo y propiciar una mejora de la coyuntura. Esas 50.000 toneladas -30.000 de naranjas y 20.000 de mandarinas- se destinarán a la industria para su transformación en zumos que serán distribuidos de manera gratuita a través de las llamadas Organizaciones de Productores (OPs). Tal como se ha apuntado, la distribución inicial del volumen de fruta previsto para su eliminación del mercado en fresco a través de esta fórmula es de 30.000 toneladas de naranjas y 20.000 de mandarinas, aunque durante el encuentro de hoy se decidió que esas cantidades serán reversibles y revisables para poder adecuarlas y adaptarlas a las dinámicas cambiantes del mercado y de la propia industria.

Asimismo, el Ministerio informó de que tiene previsto ponerse en contacto con los gobiernos de las comunidades autónomas con intereses citrícolas para instarles a desarrollar un plan encaminado a retirar de los campos aquellas frutos que estén en el suelo o no reúnan las condiciones necesarias para su transformación en zumo y destinar esas partidas a otros fines.

Otro de los puntos abordados durante la reunión, a la que asistieron, junto a otros altos cargos del Ministerio, la directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana, y la subdirectora general de Frutas y Hortalizas, Camino Arroyo, fue el impacto que el acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Sudáfrica está teniendo sobre el desarrollo de la campaña citrícola. Las responsables ministeriales señalaron que su departamento ya está analizando y evaluando de manera rigurosa las consecuencias negativas que el citado acuerdo tiene, y va a tener en el futuro, sobre los intereses citrícolas comunitarios, puesto que disponer de esa documentación es el paso previo para poder reclamar ante Bruselas, con los argumentos suficientes, la aplicación de una cláusula de salvaguardia o de algún otro mecanismo que atenúe la competencia desleal.

El director de AVA-ASAJA, Jenaro Aviñó, que estuvo presente en el encuentro, valoró en términos positivos “la actitud y la receptividad mostrada por las responsables del Ministerio de Agricultura, quienes demostraron que venían con los deberes hechos y con planes concretos”. Sin embargo, el representante de la organización agraria valenciana en la reunión de Madrid señaló “que la gravedad de la crisis citrícola obliga a seguir negociando la adopción de nuevas medidas”, y lamentó que el plan de retirada de fruta para zumos “no se haya puesto en marcha antes, tal como pedimos desde AVA-ASAJA, porque si se nos hubiese hecho caso entonces probablemente la situación no sería en estos momentos tan nefasta como lo es en la actualidad y se habrían perdido menos ingresos y menos empleos”.

Intercitrus se reactiva para asumir la defensa del sector en plena crisis de la campaña citrícola

Los integrantes de la interprofesional se reúnen para analizar la situación y plantear medidas de cara a la reunión que mañana se celebra con el Ministerio de Agricultura

Intercitrus se reactiva para asumir la defensa del sector en plena crisis de la campaña citrícola

Valencia, 19 de diciembre de 2018. Los miembros de la Interprofesional Citrícola Española (Intercitrus) -organizaciones agrarias y operadores comerciales- mantuvieron durante la tarde de ayer una reunión con el objeto de analizar la situación de crisis en la que se encuentra sumida la actual campaña citrícola y consensuar una serie de medidas para trasladarlas a las distintas Administraciones a fin de intentar, mediante la puesta en marcha de las mismas, dar un vuelco a esta coyuntura adversa.

El referido encuentro de Intercitrus reviste una importancia muy especial si se tiene en cuenta que la interprofesional llevaba más de una década en una fase de letargo y sin ningún tipo de actividad efectiva. En consecuencia, la iniciativa emprendida ayer por los integrantes de esta entidad supone tanto un primer paso para reactivarla como para asumir la defensa de los intereses del sector en un momento complicado.

En la reunión de ayer participaron responsables de las organizaciones agrarias ASAJA, UPA y COAG -como representantes de los productores- y del Comité de Gestión de Cítricos (CGC) y Cooperativas Agro-alimentarias de España -en nombre de los operadores comerciales-. Todos ellos coincidieron en destacar la conveniencia de volver a activar Intercitrus como una plataforma unitaria que aglutine en un frente común a las distintas voces que forman parte del sector.

Consideran que en un momento tan difícil como el actual es más necesario que nunca efectuar un ejercicio de responsabilidad colectiva. En este sentido, y a partir de tales planteamientos, cobra aún mayor relevancia la reunión que altos cargos del Ministerio de Agricultura mantendrán mañana en Madrid con responsables de las organizaciones agrarias, los operadores comerciales y la industria. Las reivindicaciones del sector citrícola se dirigen tanto a las Administraciones autonómicas, como a la central y a Bruselas. Algunas de las principales medidas que se plantean son:

–       Plan de reestructuración para las variedades con problemas  comerciales.

–       Retirada de un volumen suficiente de cítricos para aliviar el mercado en fresco con medidas como, entre otras, la transformación en zumo con destino a distribución gratuita.

–       Estudio sobre el impacto de los acuerdos comerciales con terceros países y exigir la reciprocidad de las normativas europeas en materia fitosanitaria y laboral.

–       Reforzar las medidas para la detección precoz de organismos nocivos foráneos y sus vectores para evitar su entrada y asentamiento.

–       Reforzar la contratación de personal altamente cualificado en Bruselas para que defienda de manera permanente y activa los intereses de la citricultura.

–       Mejora de los mecanismos de gestión de crisis dentro de la reforma de la    PAC.

Mientras se siguen dando pasos efectivos para la reactivación plena de la actividad de Intercitrus, sus miembros se reafirman en el compromiso de seguir trabajando de forma coordinada en defensa de los intereses del sector citrícola.

Concentración para exigir soluciones ante la crisis de citricultores

VA-ASAJA,  FEPAC-ASAJA Castellón y UPA-PV acuerdan manifestarse el próximo  viernes 14 de diciembre ante las puertas de la Conselleria de Agricultura

Las organizaciones agrarias convocan una concentración para exigir soluciones ante la crisis que arruina a los citricultores

 

Valencia, 5 de diciembre de 2018. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), la Federación Provincial de Agricultores de Castellón (FEPAC-ASAJA), y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA-PV) han acordado convocar, para el próximo viernes 14 de diciembre, una concentración de protesta ante las puertas de la conselleria de Agricultura con el objeto de exigir soluciones, que queden debidamente plasmadas en compromisos firmes, a la dura crisis de precios que está arruinando a miles de productores valencianos durante la presente campaña.

Diversas circunstancias negativas -motivadas tanto por la situación de los mercados como por el comportamiento del clima- han terminado por desembocar en una coyuntura tremendamente adversa que se está traduciendo en pérdidas millonarias para los agricultores dedicados al cultivo de la naranja, unas pérdidas que, de acuerdo con las valoraciones de las propias organizaciones agrarias, se situarían en torno a los 163 millones de euros.

Los dirigentes de las organizaciones agrarias convocantes de la protesta coinciden a la hora de señalar que el actual panorama que presenta la citricultura es insostenible y, por ello, resulta imprescindible expresar el malestar de los productores con la finalidad de reclamar tanto medidas concretas a corto plazo que alivien los problemas más inmediatos, como una hoja de ruta de cara al futuro que permita al sector dotarse de los instrumentos necesarios para aumentar su capacidad competitiva.

Respecto a la reunión mantenida el pasado martes entre los responsables de las organizaciones agrarias y la conselleria de Agricultura, AVA-ASAJA, FEPAC-ASAJA Castellón y UPA-PV valoran positivamente la buena predisposición mostrada por el departamento de la Generalitat que dirige Elena Cebrián, pero consideran al mismo tiempo que ante la gravedad de la situación que atraviesa la citricultura ya no bastan buenas palabras y señalan que los únicos compromisos obtenidos se han limitado a facilitar préstamos bonificados, reclamar rebajas fiscales al Gobierno central y preparar un plan de reestructuración varietal, lo cual resulta absolutamente insuficiente.

Mientras tanto, las organizaciones agrarias muestran su plena disposición a seguir negociando con la conselleria la elaboración de un plan para la citricultura valenciana y entre las peticiones y reivindicaciones, dirigidas a todas las administraciones, que han puesto sobre la mesa destacan, entre otras:

–       Ayudas de mínimis.

–       Plan de reestructuración para las parcelas inundadas con afección del arbolado y para las variedades precoces con problemas comerciales en el primer tramo de la campaña.

–       Retirada de 250.000 toneladas para aliviar el mercado en fresco.

–       Renegociación de los acuerdos comerciales, especialmente con Sudáfrica, pero también con los países del Cono Sur americano, y con aquellos otros que como Egipto, Turquía o Marruecos compiten igualmente con nuestros cítricos de manera desleal.

–       Establecimiento, mientras tanto, de una cláusula de salvaguardia con los referidos países.

–       Exigir la reciprocidad de las normativas europeas en materia fitosanitaria y laboral a las producciones de cítricos procedentes de terceros países y reclamar la implantación de un tratamiento de frío a todos los cítricos originarios de terceros países con plagas de cuarentana.

–       Contratación de personal en Bruselas para que, en coordinación con las organizaciones agrarias, ejerzan la función de lobby permanente en materia de comercio internacional.

El convenio del campo en Jaén esta amortizado

COAG Jaén considera que el convenio del campo en Jaén está amortizado y pide uno a nivel regional

Un convenio en el que no haya diferencias en el pago de jornales para un mismo cultivo, que provocan una brecha salarial entre provincias para un mismo trabajo, como es el caso de la recogida de la aceituna.

Un olivarero, con ocho personas contratadas en una campaña de 60 días, pagará en la provincia de Jaén un coste salarial de 4.305,6 euros más que Córdoba y 6.614,4 euros más que en Granada, provincias limítrofes, o 8.424 euros más que en Huelva y 8.798,4 euros más que Cádiz, que son las provincias con los jornales más bajos.

 

Jaén, 4 de diciembre de 2018. COAG Jaén propone la negociación de un convenio del campo a nivel regional, que se firme por las tres principales organizaciones agrarias (Asaja, UPA y COAG) y por los principales sindicatos UGT y CCOO. Un convenio en el que se recojan las peculiaridades de los distintos cultivos existentes en las ocho provincias andaluzas, pero en el que no haya diferencias en el pago de jornales para un mismo cultivo, que provocan una brecha salarial entre provincias para un mismo trabajo, como es el caso de la recogida de la aceituna.

El hecho de que haya un convenio del campo por cada una de las ocho provincias andaluzas, da lugar a situaciones como las que se está produciendo este año, de forma que en zonas territoriales limítrofes se pague por un mismo trabajo, jornales con entre cinco y diez euros de diferencia en la recogida de la aceituna, lo que provoca una distorsión competencial entre olivareros, especialmente en la provincia de Jaén donde más empleo se genera por el tipo de olivar que tiene.

El convenio del campo que se firmó ayer en Jaén por los sindicatos UGT y CCOO y las organizaciones agrarias Asaja y UPA, es en opinión de esta organización un convenio “amortizado, que no tiene recorrido”, en el que además de incluir el salario más caro, muy por encima de la media de Andalucía presenta importantes carencias en cuestiones fundamentales como la seguridad y salud laboral, que tanta incidencia tienen para el sector agrario.

Como ejemplo, el último convenio del campo en firmarse, el de Huelva, y que afecta a unos 80.000 trabajadores, consensuado por todas las organizaciones agrarias y sindicales, prevé una subida salarial del 3% (2,3 + 0,70%), inferior a la de la provincia de Jaén que se firma hoy (+3,2%) y eso que los onubenses son los que tienen los jornales del campo más bajos de la comunidad.

Un eventual vareador en la campaña de la aceituna, cobraría en Huelva unos 39,75 euros diarios, 13,66 euros menos que en la provincia de Jaén (53,42 euros). En el caso de Córdoba, el convenio firmado en 2017 por Asaja, Coag, UGT y CCOO y con vigencia hasta el 2020 establece aumentos salariales de 1,4% para este año 2018 y para el 2019; y el 1,5% en 2020. El salario medio diario de un recolector en la aceituna es de unos 48 euros, unos 6 euros menos que en provincia de Jaén.

De esta forma un olivarero, con ocho personas contratadas en una campaña de 60 días, pagará en la provincia de Jaén un coste salarial de 4.305,6 euros más que Córdoba y 6.614,4 euros más que en Granada, provincias limítrofes. Las diferencias son mayores si los comparamos con Cádiz y Huelva, de 8.798,4 euros y 8.424 euros, respectivamente. (VER TABLA)

No es solo cuestión de dinero, porque muchas veces en los destajos se paga a trabajadores cualificados incluso por encima del precio establecido en convenio, pero esta situación puede perjudicar a la gente joven que inicia su vida laboral y propiciar una más rápida mecanización de las labores del campo, como ya está ocurriendo.

Consideramos que sería más beneficioso para el sector que se homogeneizasen salarios y derechos en todas las provincias de nuestra comunidad autónoma, existiendo las mismas condiciones laborales y sociales para los trabajadores, sin discriminación por el hecho de trabajar en un lugar u otro.

 

PROVINCIAS COSTE JORNAL/HORA COSTE SALARIAL/HORA COSTE SALARIAL PARA EL EMPRESARIO CON 8 PERSONAS CONTRATADAS DURANTE 60 DÍAS DIFERENCIA COSTE SALARIAL ENTRE RESTO PROVINCIAS Y JAÉN (1)
ALMERÍA* 7,03 EUROS 9,10 EUROS
    1. EUROS
+6.177,6
CÁDIZ 6,16 EUROS 8,26 EUROS 25.771,2 EUROS +8.798,4
CÓRDOBA 7,78 EUROS 9,70 EUROS 30.264 EUROS +4.305,6
GRANADA 7,11 EUROS 8,96 EUROS 27.955,2 EUROS +6.614,4
HUELVA 6,31 EUROS 8,38 EUROS 26.145,6 EUROS +8.424
JAÉN 8,86 EUROS 11,08 EUROS 34.569,6 EUROS        =
MÁLAGA 7,29 EUROS 9,21 EUROS 28.735,2 EUROS +5.834,4
SEVILLA 8,05 EUROS 9,99 EUROS 31.168,8 EUROS +3.400,8

 

*El convenio del campo de la provincia de Almería no está actualizado, desde que cumplió el último en 2015.

(1) Cantidad mayor de dinero que paga en Jaén, respecto a cada provincia, un empresario con 8 trabajadores en 60 días de campaña.