Recortan un 20% la subvención de seguros agrarios

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, lamenta que el Botànic II responda con esta nueva demostración de insensibilidad a la manifestación convocada este viernes


El Consell recorta un 20% la subvención para contratar los principales seguros agrarios Valencia, 12 de febrero de 2020. La conselleria de Agricultura ha confirmado los peores augurios que se cernían sobre el sector agrario al informar a Agroseguro de su decisión de reducir en un 20% la subvención base que la administración autonómica aporta para la contratación de los módulos de seguros agrarios más demandados en la agricultura valenciana.


El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, lamenta que el gobierno del
Botànic II responda “con esta nueva demostración de insensibilidad a la crítica situación que atraviesa el sector y justo antes de la manifestación convocada este viernes en el centro de Valencia. El seguro agrario es la única arma de la que disponemos los agricultores y ganaderos para la garantía de renta. Así lo hemos comprobado, más que nunca, con los temporales de septiembre y enero, cuando únicamente han podido paliar parte de las pérdidas sufridas aquellos productores que contaban con el seguro agrario. Por eso, castigar este capítulo fundamental supone un golpe muy duro que va a agravar la desprotección del sector a causa del hundimiento de los niveles de contratación”.


La Comunitat Valenciana viene siendo la que más recursos económicos
destina a los seguros agrarios, con 24,5 millones de euros. “No obstante –recuerda Aguado– esta cantidad resulta claramente insuficiente para compensar la estrategia llevada a cabo por parte de Agroseguro de aplicar un encarecimiento de las primas y una rebaja de las coberturas. A la vista de esta tendencia regresiva y en contra de las demandas de AVA-ASAJA, el Botànic II rechaza mantener la necesaria apuesta en este campo”.

Tractorada y manifestación el 14 de febrero en Valencia

ASAJA Alicante-Jóvenes Agricultores, FEPAC-ASAJA Castellón, AVA-ASAJA, LA UNIÓ de Llauradors y UPA-PV marcharán de la Alameda a la Delegación del Gobierno

ASAJA, LA UNIÓ y UPA-PV convocan una tractorada y manifestación el 14 de febrero en Valencia ante la situación límite de los agricultores y ganaderos

València, 4 de febrero de 2020. Las organizaciones profesionales agrarias que forman parte de ASAJA en la Comunitat Valenciana –la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), ASAJA Alicante-Jóvenes Agricultores y la Federación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Castellón (FEPAC-ASAJA)–, LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos del País Valencià (UPA-PV) han acordado la convocatoria de una tractorada y manifestación el próximo 14 de febrero en València para denunciar la situación límite que atraviesa el sector agrario y, en ese sentido, reclamar a las distintas administraciones que plasme una serie de medidas a corto, medio y largo plazo que garanticen una rentabilidad digna para los productores valencianos.

La marcha se iniciará con una concentración de tractores y personas en el Paseo de la Alameda de Valencia y el recorrido concluirá en la Plaza del Temple, es decir, a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana, donde los representantes de todas las organizaciones agrarias participantes dirigirán unas palabras a los asistentes.

Las principales asociaciones representativas del sector agrario valenciano se suman de este modo a la campaña de movilizaciones que se están llevando a cabo en varias comunidades autónomas y que ya el año pasado iniciaron en la Comunitat Valenciana con motivo de las crisis citrícola y vitivinícola, unas protestas que no han tenido una respuesta por parte de las administraciones.

Entre las causas que motivan este acto de protesta en València cabe destacar la crisis de rentabilidad en la mayoría de las producciones agropecuarias –ahora ha finalizado la peor campaña de la historia del caqui–, el incesante aumento de los costes de producción –el Gobierno de España acaba de aprobar otro incremento del salario mínimo interprofesional– que el sector no tiene la capacidad de trasladar al precio de sus productos, la utilización de la agricultura y la ganadería valenciana como moneda de cambio en los acuerdos de la Unión Europea con países terceros, la discriminación perpetua de la Política Agrícola Común (PAC) hacia los cultivos mediterráneos o la injusta criminalización que recibe la agricultura y la ganadería como sector contaminante pese a su esencial contribución medioambiental, su papel en la mitigación del cambio climático y el cumplimiento de la legislación más rigurosa del planeta en materia fitosanitaria, ambiental y de bienestar animal.

Este panorama desalentador se está traduciendo en que la Comunitat Valenciana es líder en superficie agraria abandonada –más de 161.000 hectáreas dejadas de cultivar–, en falta de relevo generacional y envejecimiento de la población agraria –ya casi cerca de los 62 años de media–, en pérdida de superficie agraria de regadío, en falta de inversiones hidráulicas y en déficit de balance continuado entre primas e indemnizaciones de los seguros agrarios. Ante la necesidad de cambiar esta tendencia, las organizaciones convocantes animan a todos los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana a asistir a la mencionada manifestación.

Daños de la borrasca Gloria

Los cítricos, con 46,5 millones, y las infraestructuras agrarias, con 11,8 millones, se llevan la peor parte y la asociación reclama ayudas directas y ventajas fiscales

AVA-ASAJA estima que la borrasca Gloria causa 62,6 millones de pérdidas en el campo valenciano

Valencia, 23 de enero de 2020. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) estima que la borrasca Gloria ha causado unas pérdidas económicas superiores a los 62,6 millones de euros en el sector agropecuario de la Comunitat Valenciana. Los cítricos, las infraestructuras agrarias, las hortalizas de temporada y la ganadería se llevan la peor parte de un temporal que ha provocado daños por viento, frío, gota fría y granizo principalmente en las comarcas de La Ribera, L’Horta Sud, La Safor y La Marina.

La valoración inicial de AVA-ASAJA, efectuada tras recabar información de agricultores y colaboradores de seguros agrarios, eleva las pérdidas en los cítricos –naranjas y mandarinas de la segunda mitad de la campaña– a 46,5 millones de euros. De ellos 39,6 millones corresponden a los frutos tirados al suelo debido a las fuertes rachas de viento, una cantidad que asciende a 132.000 toneladas ya que en algunas parcelas los daños alcanzan hasta el 80% de la producción pendiente de recolectar. Las inundaciones y la acumulación de agua en los campos, agravadas por los desbordamientos de ríos y barrancos, suponen 4,7 millones de pérdidas al afectar 500 hectáreas y provocar la pérdida de cosechas enteras e incluso, en los casos más dramáticos, la futura muerte de los árboles. Finalmente, el granizo ha ocasionado daños puntuales en un millar de hectáreas, principalmente en La Ribera, L’Horta Sud y La Safor, con daños medios del 30% de la cosecha y unos perjuicios de 2,2 millones.

Vista previa del archivo adjunto Cítricos con granizo en Tavernes de la Valldigna.jpg

Cítricos con granizo en Tavernes de la Valldigna.jpg371 KB

AVA-ASAJA también prevé que más de 7.000 hectáreas de hortalizas se hayan visto afectadas por el temporal en la Comunitat Valenciana, entre ellas coles, lechugas, alcachofas, cebollas y patatas. Las pérdidas totales en el sector hortícola sobrepasan los 3,1 millones, tanto por los tratamientos fitosanitarios y las replantaciones que los agricultores deberán realizar (2,1 millones) como por los siniestros derivados del granizo en unas 100 hectáreas (1 millón de pérdidas). Por su parte, los ganaderos valencianos afrontan 1,2 millones en concepto de daños en las granjas por fenómenos de viento-tornado y de incremento de costes energéticos por frío y nieve. 

El capítulo de las infraestructuras agrarias también resulta muy preocupante con unas pérdidas estimadas en 11,8 millones. El temporal ha destrozado parcial o totalmente unas 600 hectáreas de invernaderos, viveros, mallas en cítricos, hortalizas, kiwi, etc., lo que se traduce en nueve millones de desperfectos. Además, la reparación de márgenes, muros, almacenes agrícolas, así como la reposición de sistemas de riego, agregan 2,8 millones de sobrecostes.

AVA-ASAJA advierte de que se trata de una estimación conservadora y de que, con total seguridad, los daños serán más elevados a medida que evolucione el clima y los agricultores detecten a pie de campo las producciones finalmente afectadas. La asociación recuerda a las administraciones que la agricultura también se ha visto extremadamente castigada por la borrasca Gloria y, por tanto, que a la hora de que las administraciones aprueben ayudas sepan que la agricultura también existe y que merece ser incluida en las mismas.

En ese sentido, AVA-ASAJA reclama a las administraciones tanto ayudas directas que permitan a los productores afectados aliviar sus pérdidas y afrontar los gastos de la próxima campaña, así como ventajas fiscales en materia de IBI Rústico, rebaja de módulos, préstamos bonificados, etc. Asimismo, de cara a prevenir posibles catástrofes de estas dimensiones la asociación reitera la necesidad de que las autoridades competentes mantengan más limpios los cauces naturales.

Pérdidas por sectores (en millones de euros):

SectorTipo de dañosPérdidas
CítricosViento, agua, granizo46,5
HortalizasAgua, tratamientos fitosanitarios3,1
GanaderíaViento, consumo energético1,2
InfraestructurasViento, arrastre de tierras11,8
TotalViento, frío, agua, granizo62,6

Fuente: AVA-ASAJA

Se recrudecen los daños de la borrasca Gloria a la agricultura valenciana

AVA-ASAJA eleva la preocupación del sector agrario porque hablamos de “cuatro temporales en uno: ayer era viento y frío, hoy se añade la gota fría y el pedrisco”

Las inundaciones y el granizo recrudecen los daños de la borrasca Gloria a la agricultura valenciana

Valencia, 21 de enero de 2020. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) alerta de que la borrasca Gloria se está traduciendo en una sucesión de siniestros climáticos extremadamente graves que se ceban con los cítricos, las hortalizas de temporada y las infraestructuras agrarias. Si durante las jornadas del domingo y el lunes los agricultores lamentaban daños por las fuertes rachas de viento y por las bajas temperaturas, en las últimas 24 horas las inundaciones provocadas por la gota fría y, en menor medida, el granizo recrudecen los daños sobre la agricultura valenciana.

Tanto es así que AVA-ASAJA eleva la preocupación del sector agrario valenciano y califica la borrasca Gloria de “cuatro temporales en uno: viento, frío, gota fría y pedrisco”. El cultivo más afectado, con diferencia, son los cítricos que todavía estaban por recolectar en esta segunda mitad de la campaña marcada por unos precios en origen elevados debido a la merma de cosecha. La gran cantidad de agua descargada en las comarcas costeras de la Comunitat Valenciana inundó campos enteros de naranjas y mandarinas, con especial incidencia en las zonas afectadas por desbordamientos de ríos y barrancos. Este exceso de agua amenaza con agravar la pérdida de cosechas ya causada por el viento y posibles heladas, puesto que, en función de la evolución del clima durante las próximas semanas, podría llegar a causar problemas de asfixia radicular, así como podredumbre, aparición de hongos y fisiopatías en la piel de los frutos.

 En cuanto a las hortalizas, hay numerosos campos completamente anegados que sufrirán pérdidas de hasta el 100% de la producción. Incluso en parcelas donde recientemente se habían sembrado patatas y cebollas, los agricultores se verán obligados a replantar. También se prevén problemas de salinidad en explotaciones cercanas al mar. Entre las infraestructuras damnificadas cabe destacar márgenes, caminos, invernaderos, gomas de goteo o mallas de protección de cultivos, tanto por el efecto del viento como de las inundaciones y el consiguiente arrastre de tierras.

El impacto del granizo resulta más localizado, concretamente en La Safor, provocando daños en cítricos que se harán más visibles dentro de unos días. En otras comarcas como el Camp de Túria y L’Horta la piedra vino acompañada de mucha agua y no alcanzó un tamaño suficientemente grande como para dañar las producciones agrícolas.

En cualquier caso, AVA-ASAJA reitera que todavía es pronto para evaluar con más precisión el alcance de los daños –que sin duda alcanzarán varias decenas de millones de euros– porque el temporal todavía no ha remitido y porque muchos agricultores no han podido ni siquiera acceder a sus parcelas.

Perjuicios en frutas y hortalizas por la borrasca gloria

AVA-ASAJA explica que las nevadas y lluvias son beneficiosas para los cultivos del interior pero muestra su preocupación por los perjuicios en frutas y hortalizas

La borrasca Gloria tira al suelo hasta el 80% de los cítricos en algunas parcelas del litoral valenciano

Valencia, 20 de enero de 2020. El temporal de intensas nevadas, lluvias y viento que azota a la Comunitat Valenciana ya está ocasionando daños de gravedad en el campo. Según una primera estimación de urgencia efectuada por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), las rachas de viento superiores a los 100 km/h han tirado al suelo hasta el 80% de los cítricos en algunas parcelas de las comarcas de La Marina, La Safor, La Costera y La Ribera, una pérdida de cosecha que podría ir a más en los próximos días debido a los golpes por rameado en la fruta, al exceso de humedad en el suelo y, en algunos casos, por la nieve acumulada sobre los naranjos.

AVA-ASAJA manifiesta su “preocupación” por los efectos negativos de la borrasca Gloria en medio de una campaña citrícola caracterizada por una merma del 30% de la producción autonómica –ya castigada por los daños registrados por viento durante el mes de diciembre– y unos precios en origen al alza. Las variedades más damnificadas por el temporal son aquellas que se encuentran en plena recogida o que alcanzarán su grado óptimo de maduración en los próximos meses: naranjas Lane, Sanguinelli, Valencia y Powell, así como mandarinas Nadorcott y Tango.

Igualmente la asociación teme perjuicios en hortalizas de temporada –coles, lechugas, alcachofas o cebollas– y en la próxima temporada de frutales y almendros. Asimismo, no hay que descartar desperfectos en infraestructuras agrarias, tales como invernaderos, almacenes agrícolas o mallas para proteger cultivos hortícolas. Con todo, AVA-ASAJA aclara que habrá que esperar a ver cómo evoluciona el clima y a que los agricultores puedan acceder a sus parcelas para estar en condiciones de valorar de manera precisa el alcance de los daños.

En las zonas del interior el frío, la nieve y el agua están resultando muy beneficiosos, especialmente para cultivos como el viñedo y el olivar, porque este episodio climático se adapta perfectamente a las necesidades del ciclo vegetativo durante el invierno, recarga acuíferos y pantanos, mejora la lucha contra plagas y enfermedades, etc.

Jornadas sobre almendro y pistacho

Tradecorp colabora en las II Jornadas sobre almendro y
pistacho que se celebrarán en Huesca en Enero
Este encuentro está organizado por la Escuela Politécnica Superior de Huesca y el
Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón
Huesca, 20 de enero de 2020.-
 
Tradecorp colaborará la próxima semana, el jueves 30 de enero, en la organización de
las II Jornadas sobre almendro y pistacho que organiza la Escuela Politécnica Superior
de Huesca y el Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón.
Estas jornadas tienen como objetivo analizar el futuro de estos cultivos en España,
especialmente en el Valle del Ebro y poder aportar información, tanto a los
productores actuales como a aquellos agricultores y técnicos que estén valorando la
posibilidad de adentrarse en estos cultivos.
España es, actualmente, el tercer país productor de almendra, tras Estados Unidos,
que concentra el 80% de la producción -California-, y de Australia. Sin embargo,
España es el país que más superficie destina.
Por su parte, el cultivo del pistacho está controlado por Irán, Estados Unidos y Turquía.
España se ha colocado en la décima posición mundial, por lo que también es uno de
los grandes productores.
La jornada contará con la presencia productores de ambos cultivos quienes narrarán
sus experiencias y sus casos de éxito.
También está prevista la presencia de miembros del CSIC para abordar la parte más
técnica y científica. Estas aportaciones se complementarán con las de los responsables
de la Escuela Politécnica Superior de Huesca y con empresas productoras.
Para Hugo Soares, director de marketing de Tradecorp “nuestra presencia en esta
jornada responde a nuestro compromiso de apoyar las iniciativas que mejoren la
rentabilidad de los cultivos y la mejora en las explotaciones. El cultivo de frutos secos
es una importante posibilidad en muchas zonas de España y creemos que podemos
aportar nuestro conocimiento”.

Para más información:
Nebo Comunicación:
Mª Jesús Mínguez Lucas
Tel: 619 198 545

60 millones de daños por el viento huracanado

AVA-ASAJA pide a Agroseguro que realice las peritaciones con la mayor celeridad posible y reclama a las administraciones un incremento del presupuesto de los seguros agrarios

El viento huracanado causa daños de más de 60 millones en el campo y los cultivos más afectados son los cítricos y los caquis pendientes de recolectar

 Valencia, 23 de diciembre de 2019. Los fuertes vientos que han azotado a la Comunitat Valenciana durante los últimos días han causado daños generalizados en los cultivos de cítricos y caqui fundamentalmente. Según los cálculos realizados por los servicios técnicos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), las pérdidas económicas derivadas de esta circunstancia climática superarán los 60 millones de euros. Los daños de gran envergadura han sido mayoritariamente producidos por el fenómeno del “rameado” –los golpes y cortes que sufre el fruto por el movimiento de las ramas agitadas por el vendaval- así como por la rotura de ramas, la caída de frutos, etc.

De acuerdo con las primeras estimaciones efectuadas por esta organización, las pérdidas en cítricos ascienden a más de 43 millones de euros, mientras que en el caso del caqui superan los 15 millones de euros. A todo ello se suman los daños en infraestructuras, como es el caso de invernaderos, almacenes agrícolas o mallas para proteger cultivos hortícolas que han sido desplazadas e incluso derribadas por el viento. Aunque habrá que esperar unos días para poder determinar con mayor precisión el alcance de los desperfectos, “en estos momentos resulta verdaderamente urgente que Agroseguro realice las peritaciones sobre los daños con la mayor celeridad posible, puesto que nos encontramos en plena campaña de recolección”, afirma el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, quien también reclama a las administraciones que incrementen el presupuesto que destinan a las partidas de seguros agrarios. Asimismo, desde AVA-ASAJA se recuerda la importancia que tiene la contratación del seguro ante este tipo de adversidades climáticas, ya que los agricultores que no hayan contratado una póliza tendrán que asumir las pérdidas. 

Agricultura de precisión y drones

Agricultura de precisión y drones para mejorar el rendimiento y la planificación de los cultivos

Se ha desarrollado un modelo demostrativo de agricultura de precisión para facilitar los trabajos agrícolas.

La inteligencia artificial con asistentes de voz y gafas de realidad virtual, junto con el uso de robots y drones, hace posible reducir costes, mejorar la rentabilidad de los cultivos, simplificar el trabajo en el campo y disminuir el impacto ambiental.

Júlia Company: ”Esta investigación contribuirá a revolucionar un sector tradicional como es el de la agricultura aportándole enormes ventajas y beneficios”.

València (19-12-2019).- En el marco del proyecto iDRONE, financiado por la unidad de innovación del IVACE, dependiente de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, con más de 576.000 euros, AINIA ha desarrollado un modelo demostrativo de agricultura de precisión basado en sensores de visión hiperespectral, en dispositivos de vuelo no tripulado (drones y robots autónomos) y en la aplicación de técnicas de Inteligencia Artificial y Big data analytics.

La aplicación de estas tecnologías avanzadas en las tareas del campo permitirá al agricultor aplicar tratamientos fitosanitarios a cada planta o cultivo según sus necesidades, o decidir el momento óptimo de recolección de manera selectiva, entre otras ventajas.

Los resultados de este proyecto han sido presentados a los profesionales del sector hortofrutícola y de equipamiento agroindustrial en una jornada a la que ha asistido la directora general del IVACE, Júlia Company, quien ha señalado que “esta investigación contribuirá a revolucionar un sector tradicional como es el de la agricultura aportándole enormes ventajas y beneficios”.

El proyecto se enmarca dentro de la estrategia definida por el Ivace con los centros tecnológicos para facilitar la transferencia de conocimiento y tecnología a las empresas valencianas en ámbitos de especial relevancia para la mejora de su competitividad a través del desarrollo de demostradores de las tecnologías desarrolladas.

“Una estratega que en 2018 estuvo enfocada a la transformación digital, en 2019 a impulsar la economía circular tan necesaria para la competitividad de nuestras empresas y para la sostenibilidad de nuestra sociedad y que en 2020 tratará de cubrir otro ámbito de interés para las empresas” ha señalado Company.

Drones e inteligencia artificial

La aplicación de este modelo de agricultura de precisión, junto con un software con capacidad predictiva, permite obtener información detallada y específica de cada cultivo así como una perspectiva global de todos los factores que pueden influir en ellos (meteorología, plagas, información de mercado, etc.).

Según ha explicado el responsable del departamento de instrumentación y automática de AINIA, Ricardo Díaz: “se ha desarrollado una tecnología capaz de captar la información física y bioquímica de cada árbol o planta del cultivo analizado. Esto permite crear un gemelo digital, es decir, un modelo tridimensional de cada árbol con el que poder hacer un seguimiento y diagnóstico individualizado”.

Además, “el desarrollo de nuevos dispositivos avanzados hace posible que los agricultores puedan de una manera sencilla, interactuar con el sistema inteligente a través de asistentes de voz. Y con gafas de realidad aumentada pueden ver la información detallada de su parcela y cultivos in situ.

Toda esta información puede ser trasladada al resto de sistemas y maquinaria inteligente del campo para que el riego, la aplicación de fertilizantes y fitosanitarios, recolección, poda…, se adecuen a cada árbol, generando una optimización de recursos y una maximización de la calidad del producto”, ha explicado el responsable de tecnologías de información y comunicación de AINIA, David Martínez-Simarro.

Por su parte, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha subrayado “el mundo que se abre, con la irrupción de las nuevas tecnologías de digitalización y robótica, a la hora de abordar muchos problemas agrarios, ya que un agricultor puede disponer de una información individualizada e instantánea de cada factor del cultivo y, en consecuencia, tomar decisiones más rápidas, localizadas y eficientes”. Aguado ha agregado que “es evidente que estas tecnologías todavía son difíciles de aplicar en una estructura minifundista como la nuestra, pero es positivo que se empiece a experimentar para lograr que, en un futuro no muy lejano, puedan haber soluciones colectivas”.

La finca del futuro

Habrá demostraciones de nuevas tecnologías en un campo de cítricos que aplican inteligencia artificial, Big data, realidad aumentada, sensor láser, etc.

AVA-ASAJA y AINIA presentan mañana en la Finca Sinyent un proyecto que demuestra las ventajas agrarias del uso de drones y robots

         Valencia, 18 de diciembre de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y el centro tecnológico AINIA convocan a los medios mañana 19 de diciembre, a las 12 horas, en la Finca Sinyent, a una jornada práctica para dar a conocer el proyecto iDrone que constata las ventajas del uso de drones, robots autónomos y otras nuevas tecnologías para reducir costes, disminuir el impacto ambiental y mejorar la rentabilidad de los cultivos.

         El acto, al que asistirán profesionales del sector hortofrutícola y de equipamiento agroindustrial, incluirá demostraciones de sensores de visión hiperespectral y técnicas de Inteligencia Artificial y Big data analytics, junto a asistentes interactivos digitales y sistemas de realidad aumentada.

         Responsables de AVA-ASAJA, AINIA, Anecoop y Fundación Cajamar, así como la directora general del IVACE, Júlia Company, facilitarán declaraciones acerca de las novedades de este proyecto.

Día: Jueves, 19 de diciembre de 2019

Hora: 12 horas

Lugar: Finca Sinyent de AVA-ASAJA (Polinyà del Xúquer)

Importación de arroz asiático

AVA-ASAJA se suma a la iniciativa de los arroceros italianos y exige liquidar el acuerdo de la UE con el país asiático por violación de derechos humanos

La gran distribución paraliza las compras de arroz valenciano al importar cada vez más desde Myanmar

Valencia, 17 de diciembre de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia que grandes firmas de la industria arrocera y de la gran distribución que operan en España han paralizado las compras de arroz cultivado en la Comunitat Valenciana y otras regiones productoras durante estas semanas posteriores a la siega, tras haber incrementado a unos niveles sin precedentes las importaciones sin aranceles de arroz japónica (redondo) procedentes de Myanmar. Con esta nueva estrategia comercial, muchos supermercados valencianos están ofreciendo, a través de marcas blancas, arroz producido en su totalidad en Myanmar, sustituyendo al producto local y generando un clima de inquietud en el sector arrocero con el objeto de presionar más adelante los precios a la baja.

En concreto, representantes de la Comisión Europea informaron, durante el Grupo de Diálogo Civil celebrado en Bruselas, al responsable de la sectorial del Arroz de AVA-ASAJA y vicepresidente del grupo de trabajo del Arroz del COPA-COGECA, Miguel Minguet, que el 37% del arroz japónica de Myanmar ya entra por España, un porcentaje al alza que lo convierte en el principal importador de la Unión Europea (UE). “Antes de activarse, en enero, la cláusula de salvaguarda al arroz de tipo índica –afirma Minguet– eran los países del norte de Europa los que nos hacían la competencia desleal de manera indirecta, al introducir este tipo de arroz en el mercado comunitario y complementarlo con el nuestro. Pero ahora son las propias empresas españolas las que nos recrudecen la competencia desleal directamente al sustituirnos e intentar borrarnos del mapa”.

AVA-ASAJA se suma a la iniciativa que los arroceros italianos lideran para exigir la completa y urgente supresión del tratado comercial de la UE con Myanmar –el cual facilita la entrada de arroz japónica, la clase que se cultiva en la Comunitat Valenciana, con ventajas arancelarias– alegando que este país asiático viola los derechos humanos y comete atrocidades contra la población rohingya. “Ni más concesiones ni más cláusulas hacia Myanmar, Bruselas debe dar un paso más allá porque no puede anteponer absolutamente ningún interés a su firme y fundacional compromiso con la defensa de los derechos humanos”, indica Minguet.

Desde la aplicación de la cláusula de salvaguarda, Myanmar ha reducido un 18% los envíos de arroz índica (82.800 toneladas en la campaña 2018/2019) pero ha aumentado en un 213% las exportaciones de arroz japónica (85.700 toneladas) debido a la apuesta de los operadores comerciales españoles.

Etiquetado obligatorio

AVA-ASAJA agrega la necesidad de que el Ministerio de Agricultura –y en un ámbito más amplio la Comisión Europea– apruebe un etiquetado obligatorio que distinga la procedencia del origen, así como el método de producción empleado, en todo arroz que se comercializa en los puntos de venta comunitarios, tal como ya se ha legislado en el sector lácteo. Minguet puntualiza que “los consumidores no pueden identificar en muchos casos si el arroz que están comprando ha sido producido en los parques naturales de La Albufera o el Marjal de Pego-Oliva. Al sustituir este producto por otro foráneo como es el caso de Myanmar, la distribución favorece el acceso a un arroz cuyo proceso de producción no ha cumplido los mismos estándares de calidad, seguridad alimentaria y sostenibilidad ambiental que el arroz europeo. Por tanto, es una estrategia que comercialmente les puede hacer ganar más dinero, pero resulta evidentemente perjudicial tanto para los productores como para los consumidores de la UE”.