Se dispara las denuncias de los agricultores por impagos

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) constata que sus servicios jurídicos están tramitando la interposición de decenas de demandas en los juzgados

La crisis citrícola dispara las denuncias de los agricultores ante los tribunales por incumplimiento de contratos, impagos y destríos abusivos

Valencia, 17 de enero de 2019. El drama de la crisis citrícola llama a la puerta de los tribunales de justicia. La caótica y desesperada situación que viven miles de agricultores valencianos con motivo de los pésimos resultados que está ofreciendo la actual temporada naranjera ha disparado la interposición de denuncias ante los juzgados por parte de los productores de cítricos.

Los servicios jurídicos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) constatan que durante las últimas semanas están tramitando un verdadero aluvión de casos que terminan materializándose en la presentación de demandas en los tribunales, una circunstancia que refleja con total elocuencia el modo en que la crisis está cebándose con los citricultores. Los letrados de esta organización agraria aseguran que el número de denuncias que están interponiendo alcanza niveles sin precedentes en la historia del sector.

Las referidas denuncias se sustancian, básicamente, en la comisión de tres irregularidades penalizadas por la ley: el incumplimiento de contratos, los impagos de las cosechas y la supuesta detección de una cantidad abusiva de destrío durante el proceso de confección de la fruta en los almacenes. El incumplimiento más frecuente consiste en la renuncia repentina por parte de determinados operadores comerciales a recolectar la totalidad, o una parte, de la cosecha del agricultor, tal como se había acordado y recogido debidamente en el documento contractual.

También abundan los casos de operadores que dejan la fruta adquirida sin pagar o de aquellos otros que intentan renegociar los precios a la baja o que deciden poner en práctica la llamada venta a resultas, esto es, sin una cotización pactada de antemano. Otra de las anomalías que está a la orden del día, y que termina en reclamaciones ante los tribunales por parte de los afectados, es la presunta aparición de un número anormalmente alto de destrío en la fruta que se confecciona en los almacenes. En alguna ocasión, esos destríos que aduce el comercio llegan incluso al 70% de la cosecha adquirida y ese porcentaje de la fruta que supuestamente no reúne la condición comercial adecuada, obviamente no se le paga al agricultor.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, considera que la actual coyuntura citrícola “es explosiva” y anima a los citricultores que están siendo víctimas de abusos por parte de los operadores comerciales “a acudir a los tribunales para reclamar aquello que les pertenece por derecho porque tampoco podemos consentir que se instale una sensación de impunidad y que aquí vale todo. También es cierto que hay muchos operadores comerciales que están trabajando con seriedad, pero el repunte que se está produciendo en materia de incumplimientos es alarmante”.

Además, el máximo responsable de esta organización agraria lanza un mensaje a las autoridades y, más concretamente, a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) -organismo dependiente del Ministerio de Agricultura- para que tome cartas en el asunto de manera firme y decidida a fin de llevar a cabo una campaña exhaustiva de inspecciones que permita detectar las irregularidades en las que están incurriendo determinadas empresas y aplicar las sanciones oportunas”. Finalmente, para el presidente de AVA-ASAJA “lo que está ocurriendo esta campaña citrícola refleja, una vez más, que la ley de la cadena alimentaria no está siendo capaz de ofrecer las soluciones que precisa el mercado, puesto que los agricultores, tal como queda patente a diario, siguen encontrándose en la indefensión más absoluta”.

Las lluvias de diciembre han sido un 86% menores que la media histórica en la CHG

El valor acumulado desde el inicio del año hidrológico (1 de octubre) hasta el 31 de diciembre, registra un déficit de precipitación del 11% en los embalses de la cuenca con respecto al valor medio del mismo período de los 25 años anteriores, en la provincia de Jaén se eleva hasta el 17%.

Juan Luis Ávila asegura que la falta de agua en el mes de diciembre está arrugando el fruto en muchas zonas de la provincia de Jaén donde las precipitaciones se hacen necesarias para la próxima campaña de aceituna.

Jaén, 11 de enero de 2019. El Informe Pluviométrico Mensual del mes de diciembre de 2018 de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, consultado por COAG Jaén, recoge que la precipitación media en los embalses de esta zona durante el mes de diciembre de 2018 ha sido de 13 mm, un 86% inferior al valor de la media histórica del mismo mes (94 mm).

Además, otro dato, que hace no echar las campanas al vuelo tras conocer que el 2018 fue el tercer año más lluvioso de la historia, es que en lo que llevamos de año hidrológico, desde el 1 de octubre hasta el 31 de diciembre, se ha registrado un déficit de lluvias del 11% con respecto a la media del mismo periodo de los 25 años anteriores.

La falta de precipitaciones, aunque ha permitido una rápida recogida de la cosecha de la aceituna en la provincia de Jaén, está por el contrario arrugando el fruto como consecuencia del estrés hídrico, según explica Juan Luis Ávila, secretario general de COAG Jaén. “El olivar desde principios de año está quedando en un mal estado tras la recolección y el agua empieza a ser muy necesaria, de forma que el escenario para la próxima campaña empieza a tener nubarrones”.

Debido a las escasas precipitaciones registradas durante el mes de diciembre, la tendencia en la distribución provincial de las precipitaciones acumuladas desde el inicio del año hidrológico se ha invertido respecto a la media registrada de los últimos 25 años, siendo menor, según los datos del informe.

Las escasas precipitaciones más significativas en el mes de diciembre se han registrado en la cabecera del río Guadalquivir y sur de la provincia de Jaén. Donde más ha llovido ha sido en el pantano del Quiebrajano (24 mm) y en el que menos en el Giribaile (9,8mm).

Asimismo, entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre, en la provincia de Jaén se registraron 191 mm, frente a los 231 mm de media de los últimos 25 años, lo que supone un 17,31% menos de lluvia en estos tres meses respecto a la media histórica. En este periodo donde más ha llovido ha sido en el embalse del Tranco de Beas (274.5 mm) y donde menos en El Dañador (135.7 mm). Según se puede ver en el siguiente cuadro:


EMBALSES DE JAÉN

PRECIPITACIÓN DICIEMBRE   (en mm)

PRECIPITACIÓN DESDE EL 1 DE OCTUBRE (en mm)
Tranco de Beas 22.1274.5
Aguascebas 22.4261.3
Bolera 15.3179.6
Siles 12.6158.2
Dañador 11.2135.7
Guadalén 14.2173.7
Fernandina 13.7151.0
Guadalmena 11.2163.2
Giribaile  9.8 161.9
Quiebrajano 24.0274.1
Rumblar15.1192.4

(FUENTE: Sistema Automático de Información Hidrológica del Guadalquivir).

AVA-ASAJA presenta el jueves el balance del año y sus reivindicaciones agrarias para 2019


La organización celebra el 10 de enero a las 10.30 h. un desayuno de trabajo para analizar los temas más relevantes y las principales magnitudes del sector

         Valencia, 8 de enero de 2019. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) dará a conocer su Balance Agrario y Ganadero del año 2018 el próximo jueves, 10 de enero, duran­te el tra­dicio­nal desayuno que ofrece cada año a los periodistas.

         El desayuno-rueda de prensa dará comienzo a las 10.30 horas en la sede de AVA-ASAJA, don­de el Comité Ejecutivo, encabezado por el presidente de la or­ga­­­ni­za­ción agraria Cristóbal Aguado, comentará los te­mas más relevantes del último ejercicio, analizará las principales magnitudes del sector agroalimentario y expondrá sus reivindicaciones y prioridades en política agraria para 2019.

        Día:  Jueves, 10 de enero de 2019

        Hora:  10.30 horas

        Lugar: Sede de AVA – Guillem de Castro, 79 – Valencia

El sector forestal de la Comunitat Valenciana genera 30.422 empleos

  • Según el TFM de Sebastián Sirgado, egresado de la L’Escola Tècnica Superior d’Enginería Agronòmica i del Medi Natural (EAMN)
  • El empleo generado por este sector es diverso, de calidad y está en crecimiento

Valencia, 04 de enero de 2019.- El sector forestal valenciano es un gran generador de empleo diverso y de calidad. De hecho, en la Comunitat Valenciana, el sector forestal cuenta con 30.422 empleos, repartidos en 5.514 empresas y 211 entidades. De estos empleos, el 68% pertenece al sector industrial; el 21%, al sector servicios; y el 11% pertenece al sector primario.

Estos datos  se desprenden del estudio realizado por Sebastián Sirgado, egresado de L’Escola Tècnica Superior d’Enginería Agronòmica i del Medi Natural (EAMN), perteneciente a la Universitat Politècnica de València (UPV), en su Trabajo Fin de Máster en Ingeniería de Montes, titulado El empleo en el sector forestal de la Comunitat Valenciana: Caracterización, análisis de fuentes estadísticas y propuesta de sistematización, dirigido por el profesor Eduardo Rojas.

Según el trabajo realizado por Sirgado, hasta ahora, los estudios realizados sobre el sector forestal en la Comunitat, solo tenían en cuenta las explotaciones forestales y la industria del mueble, cuando es mucho más amplio. El ingeniero destaca que “existen múltiples facetas y nichos de empleo en multitud de ámbitos en cada uno de los tres sectores económicos que el engloba el sector como los derivados de los PFNM (Productos Forestales No Madereros), la biomasa, el turismo rural y la educación ambiental.

De hecho, el ingeniero ha constatado en su trabajo que el sector forestal genera un empleo mucho más alto en comparación con los datos “oficiales”.

Como explica Sirgado en su trabajo, la información de la que se dispone sobre el sector forestal es escasa, al no estar digitalizada, poco actualizada y dispersa, ya que la mayoría de empresas del sector forestal están contabilizadas en otros sectores. Todo ello ha llevado a una infravaloración del sector, a la perdida de interés por parte de los estudiantes hacia los ciclos formativos y titulaciones universitarias de dicha temática al no percibirse salidas laborales (comprometiendo con ello el futuro de esta formación al no llegar a la demanda mínima para mantenerse) y a una baja prioridad en las políticas económicas del Estado.

Para intentar dar solución a esta situación, en la Comunidad Valenciana se llevó a cabo el Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunidad Valenciana (PATFOR), que consistió en la elaboración de listados de empresas y profesionales expertos en el sector forestal, y un registro de cooperativas, empresas e industrias Forestales de la Comunitat Valenciana, en la que solo hay registradas 73 entidades. Pero todavía no se había realizado un estudio más amplio del sector.

Así pues, el trabajo de Sirgado ha consistido en analizar e identificar el potencial real del sector forestal de la Comunitat Valenciana como generador de empleo. Para ello, el ingeniero ha caracterizado con detalle el sector mediante un mapping del sector forestal, ha desarrollado un protocolo de seguimiento de fuentes estadísticas, de manera que el estudio pueda replicarse en el futuro, y ha identificado las necesidades de información.

El sector forestal se divide en sector primario, extracción directa de bienes de la naturaleza sin transformar (propietarios y explotaciones forestales); secundario o industrial, transformación de materias primas procedentes del sector primario (aserraderos, industria del mueble…); y terciario o de servicios, actividades relacionadas con los servicios no productivos y/o transformadores de bienes materiales (ordenaciones forestales, ocio, caza, turismo rural, educación ambiental, investigación tecnológica…).

En la Comunitat Valenciana, de una población activa de 2.441.100 personas, el sector forestal representaría un porcentaje de 1,51%, lo cual equivaldría a más de la mitad del empleo que genera el sector agrícola (2,6%). En lo que se refiere al número de empresas, de las 350.065 empresas que figuran en la Comunitat, el sector forestal englobaría un 1,58%, siendo equiparable a una cuarta parte de las empresas del Sector Industrial (6,74%).

El sector primario del sector forestal en la Comunitat Valenciana cuenta con 3.396 empleos divididos en 1.074 empresas y 169 entidades. La mayor parte de estas empresas, un total de 373 que aportan 2.476 empleos, se dedican a la gestión forestal. Le sigue los PFNM con 701 empresas con 742 empleos, entre los que destaca la producción de miel.

Así pues, en el sector primario, el 72,9% pertenece a la gestión forestal; el 21,8% a la PFNM; el 4,9% son propietarios forestales públicos; y el 0,3% son propietarios forestales privados.

El sector industrial, según desvela el trabajo de Sirgado, es el que más empleo genera, ya que cuenta con 20.759 empleos en 2.790 empresas. La industria del mueble lidera la generación de empleo, con 1.467empresas que generan 8.802 puestos de trabajo. Le sigue la industria de pasta celulosa y papel y cartón, con 313 empresas y 6.929trabajadores. El trabajo no ha podido incluir los datos relativos al sector de la distribución por la imposibilidad de encontrar la información.

Con ello, en el sector industrial, el 42,4% pertenece a la industria del mueble; el 33,4% al papel y cartón; el 16,4% a carpintería y construcción; el 2,9% a envases y embalajes; el 2,9% a chapa y tableros; el 1,6% a los aserraderos; el 0,4% a biocombustibles; y el 0,1% a la industria de la segunda transformación del corcho.

Finalmente, el sector servicios, genera 6.267 empleos en 1.650 empresas y 42 entidades, por lo que se coloca en el segundo sector dentro del forestal con más empleo generado. La mayor parte de estos empleos, 1.183 puestos de trabajo en 892 empresas, pertenece al turismo rural.

Le sigue la defensa contra incendios forestales que generan 968 empleos en dos empresas públicas, VAERSA y las UBE de TRAGSA. El trabajo desvela también que la caza sigue teniendo un peso importante con158 empresas y 788 empleos generados.

Sin embargo, Sirgado destaca que faltan empresas de nueva creación, es decir, emprendedores que desarrollen actividades innovadoras relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación, drones, tecnologías de prevención y extinción de incendios forestales.

Así pues, el sector servicios, el 22,3% de las empresas se dedican al turismo rural; el 17,8% a las obras; el 15,4% a servicios; el 14,9% al deporte; el 12,4% a proyectos y estudios; el 2,1% a I+D+i; el 2% a educación reglada; el 0,4% a la pesca; y el 0,2% a la educación ambiental.

El trabajo de Sirgado concluye que los sectores industrial, debido a un repunte de la construcción y las exportaciones a países en vías de desarrollo, y servicios,  por un auge del turismo rural y del ecoturismo, generan más empleo que el sector primario, que cuenta con una situación más delicada por la falta de gestión forestal sostenible en los montes y la escasa inversión pública.

Con todo ello, Sirgado asegura que el sector forestal cuenta con un gran potencial a desarrollar tanto en gran abanico de empleo como en acogedor de nuevas ideas y emprendedores que quieran desarrollar su trayectoria profesional en este sector con gran expectativas de éxito.

AVA-ASAJA exige a los gobiernos central y autonómico que aporten fondos propios contra la crisis citrícola

La organización agraria reclama, ante la gravedad de la situación, compensaciones directas para los productores afectados a través de las llamadas ayudas de mínimis

AVA-ASAJA exige a los gobiernos central y autonómico que aporten fondos propios contra la crisis citrícola y no se limiten a usar los de la UE

Valencia, 24 de diciembre de 2018. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) considera lamentable e inaceptable que ni el gobierno central ni el autonómico tengan previsto hasta la fecha destinar fondos de sus propios presupuestos para la puesta en marcha de medidas concretas que contribuyan a atenuar el impacto demoledor que está teniendo la actual crisis citrícola sobre las rentas de miles de agricultores. Y es que, de acuerdo con la información que maneja esta organización agraria, la iniciativa anunciada la semana pasada por el ministerio de Agricultura, consistente en la retirada del mercado en fresco de 50.000 toneladas de cítricos para convertirlas en zumo de reparto gratuito, va a sufragarse única y exclusivamente con cargo a los fondos operativos de la Unión Europea (UE).

“Cualquier acción que ayude a descongestionar el mercado en fresco nos parece positiva y cuenta con todo nuestro apoyo -apunta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado- pero, evidentemente y ante la gravedad de la actual coyuntura citrícola, las administraciones central y autonómica no pueden limitarse a aplicar ese mecanismo previsto en la legislación comunitaria y lavarse la manos. Es preciso que se impliquen a fondo, que se mojen de verdad y que aporten dinero de sus propias arcas para tratar de aliviar una situación dramática para cientos de familias”.

El concreto, el máximo responsable de esta organización agraria reclama, entre otras posibles actuaciones como los créditos bonificados, la aprobación de compensaciones directas para los agricultores a través del sistema denominado ayudas de mínimis, un procedimiento que contempla subvenciones por valor de 15.000 euros por explotación a distribuir a lo largo de tres años. Los productores de cítricos con derecho a acceder a este apoyo financiero tendrían que acreditar que han sufrido dificultades serias en sus parcelas, ya sean de orden climático o comercial.

“Necesitamos bastante más que las buenas palabras que hemos recibido hasta el momento por parte de la Conselleria y del Ministerio -reflexiona Aguado-. Hacen falta hechos concretos y la mejor forma de demostrar ese compromiso no es otra que aportar sus propios fondos para combatir esta crisis que nos está expulsando del campo. El hundimiento de los precios, el veto ruso que sigue sin resolverse, la competencia desleal de terceros países sin que se arbitren las necesarias medidas de reciprocidad constituyen un suma y sigue que nos conduce al desastre y las administraciones no pueden limitarse a poner paños calientes o a pasarse la pelota las unas a las otras”.

En este sentido, el presidente de AVA-ASAJA señala que “la función de los partidos políticos, y máxime cuando ocupan parcelas de poder, no es la de ponerse a reivindicar o trasladar las reivindicaciones de terceros, sino la de actuar y tomar medidas concretas para solucionar los problemas”.

El etiquetado de los zumos y néctares españoles, ejemplo en nuestra industria alimentaria


. El sector está regulado por el Real Decreto 781/2013 en materia de elaboración, composición, etiquetado, presentación y publicidad  . Además, la Asociación Española para el Autocontrol de Zumos y Néctares (AEAZN) vela por la autenticidad y la calidad y lucha contra el fraude y la adulteración de los productosMadrid, 19 de diciembre de 2018.- El Real Decreto (RD) 781/2013, por el que se regula la elaboración, composición, etiquetado, presentación y publicidad de los zumos y néctares españoles, hace que la industria sea un ejemplo de transparencia en todos estos ámbitos.El secretario general de la Asociación Española de fabricantes de Zumos (Asozumos), Alfonso Mena, afirma que “desde Asozumos estamos comprometidos con la transparencia en todo el proceso de elaboración y la composición de nuestros zumos y néctares”. “Así, los consumidores pueden disfrutar de un alimento que preserva las propiedades de las frutas de las que proceden”, añade Mena.
Los zumos de frutas son alimentos mínimamente procesados y su elaboración se caracteriza por las restricciones en lo que a aditivos respecta. Los compuestos o ingredientes que pueden ser añadidos están recogidos en el anexo 1.B del Real Decreto mencionado anteriormente. Únicamente se permite la adición de vitaminas y minerales autorizados por la legislación a través del Reglamento (CE) nº 1925/2006 del 20 de diciembre de 2006.En cuanto a los aditivos alimentarios, la industria solo puede incluir aquellos contemplados en el Reglamento (CE) nº 1333/2008 del 16 de diciembre. Para los zumos y néctares, sean o no procedentes de concentrado, “únicamente está autorizada la incorporación de los aromas, pulpas y células procedentes de la misma fruta”, explica Alfonso Mena.Sólo para los néctares, se permite la incorporación de azúcares en una cantidad no sea superior al 20% del peso total del producto, pudiendo sustituirse total o parcialmente por miel o edulcorantes. De manera excepcional, puede añadirse zumo de limón y de lima como acidificantes sin modificar al denominación del producto y en una cantidad inferior a los 3 gramos por litro de zumo.  
El artículo 2 del Real Decreto (RD) 781/2013, por el que se regula esta categoría de bebidas, establece las disposiciones específicas sobre etiquetado, presentación y publicidad. Dicho artículo determina todos los casos en los que deben aparecer reflejadas en el etiquetado las frutas de las que proceden los zumos y néctares. Es decir, todos, salvo aquellos en los que los zumos de limón y lima sean utilizados exclusivamente como acidificantes. También en el caso de que estén compuestos por más de tres frutas, en cuyo caso podrá utilizarse la denominación “varias frutas”.  El sector es, además, referente administrativo nacional en materia de autocontrol de la calidad en el ámbito alimentario, gracias a la Asociación española de Autocontrol de Zumos y Néctares (AEAZN). Esta organización sectorial se ocupa de fomentar y vigilar la libre y leal competencia entre las empresas españolas del sector. El control de la autenticidad y de la calidad de sus productos y la lucha contra el fraude y la adulteración son sus principales objetivos.  

El gobierno anuncia retirar 50000 toneladas de cítricos

El ministerio de Agricultura también ha informado en la reunión de hoy de que va

a analizar la incidencia del acuerdo con Sudáfrica sobre los precios y volúmenes

AVA-ASAJA considera positivo el anuncio del Gobierno de retirar 50.000 toneladas de cítricos

pero reclama más medidas para afrontar la crisis

Madrid, 20 de diciembre de 2018. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) califica de positivos los resultados obtenidos de la reunión que los dirigentes de las organizaciones agrarias estatales, los operadores comerciales (tanto de carácter privado como cooperativo) y de la industria de transformación han mantenido esta mañana con altos cargos del Ministerio de Agricultura a fin de evaluar las causas que han desembocado en la actual situación de crisis en la que se encuentra sumida la campaña citrícola y acordar la puesta en marcha de medidas que contribuyan a enderezar el rumbo de la temporada.

La primera de las acciones dirigidas a tal fin que anunciaron los representantes del departamento agrario del Gobierno central va a consistir en favorecer la retirada del mercado en fresco de 50.000 toneladas para, de este modo, contribuir a descongestionarlo y propiciar una mejora de la coyuntura. Esas 50.000 toneladas -30.000 de naranjas y 20.000 de mandarinas- se destinarán a la industria para su transformación en zumos que serán distribuidos de manera gratuita a través de las llamadas Organizaciones de Productores (OPs). Tal como se ha apuntado, la distribución inicial del volumen de fruta previsto para su eliminación del mercado en fresco a través de esta fórmula es de 30.000 toneladas de naranjas y 20.000 de mandarinas, aunque durante el encuentro de hoy se decidió que esas cantidades serán reversibles y revisables para poder adecuarlas y adaptarlas a las dinámicas cambiantes del mercado y de la propia industria.

Asimismo, el Ministerio informó de que tiene previsto ponerse en contacto con los gobiernos de las comunidades autónomas con intereses citrícolas para instarles a desarrollar un plan encaminado a retirar de los campos aquellas frutos que estén en el suelo o no reúnan las condiciones necesarias para su transformación en zumo y destinar esas partidas a otros fines.

Otro de los puntos abordados durante la reunión, a la que asistieron, junto a otros altos cargos del Ministerio, la directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana, y la subdirectora general de Frutas y Hortalizas, Camino Arroyo, fue el impacto que el acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Sudáfrica está teniendo sobre el desarrollo de la campaña citrícola. Las responsables ministeriales señalaron que su departamento ya está analizando y evaluando de manera rigurosa las consecuencias negativas que el citado acuerdo tiene, y va a tener en el futuro, sobre los intereses citrícolas comunitarios, puesto que disponer de esa documentación es el paso previo para poder reclamar ante Bruselas, con los argumentos suficientes, la aplicación de una cláusula de salvaguardia o de algún otro mecanismo que atenúe la competencia desleal.

El director de AVA-ASAJA, Jenaro Aviñó, que estuvo presente en el encuentro, valoró en términos positivos “la actitud y la receptividad mostrada por las responsables del Ministerio de Agricultura, quienes demostraron que venían con los deberes hechos y con planes concretos”. Sin embargo, el representante de la organización agraria valenciana en la reunión de Madrid señaló “que la gravedad de la crisis citrícola obliga a seguir negociando la adopción de nuevas medidas”, y lamentó que el plan de retirada de fruta para zumos “no se haya puesto en marcha antes, tal como pedimos desde AVA-ASAJA, porque si se nos hubiese hecho caso entonces probablemente la situación no sería en estos momentos tan nefasta como lo es en la actualidad y se habrían perdido menos ingresos y menos empleos”.

Intercitrus se reactiva para asumir la defensa del sector en plena crisis de la campaña citrícola

Los integrantes de la interprofesional se reúnen para analizar la situación y plantear medidas de cara a la reunión que mañana se celebra con el Ministerio de Agricultura

Intercitrus se reactiva para asumir la defensa del sector en plena crisis de la campaña citrícola

Valencia, 19 de diciembre de 2018. Los miembros de la Interprofesional Citrícola Española (Intercitrus) -organizaciones agrarias y operadores comerciales- mantuvieron durante la tarde de ayer una reunión con el objeto de analizar la situación de crisis en la que se encuentra sumida la actual campaña citrícola y consensuar una serie de medidas para trasladarlas a las distintas Administraciones a fin de intentar, mediante la puesta en marcha de las mismas, dar un vuelco a esta coyuntura adversa.

El referido encuentro de Intercitrus reviste una importancia muy especial si se tiene en cuenta que la interprofesional llevaba más de una década en una fase de letargo y sin ningún tipo de actividad efectiva. En consecuencia, la iniciativa emprendida ayer por los integrantes de esta entidad supone tanto un primer paso para reactivarla como para asumir la defensa de los intereses del sector en un momento complicado.

En la reunión de ayer participaron responsables de las organizaciones agrarias ASAJA, UPA y COAG -como representantes de los productores- y del Comité de Gestión de Cítricos (CGC) y Cooperativas Agro-alimentarias de España -en nombre de los operadores comerciales-. Todos ellos coincidieron en destacar la conveniencia de volver a activar Intercitrus como una plataforma unitaria que aglutine en un frente común a las distintas voces que forman parte del sector.

Consideran que en un momento tan difícil como el actual es más necesario que nunca efectuar un ejercicio de responsabilidad colectiva. En este sentido, y a partir de tales planteamientos, cobra aún mayor relevancia la reunión que altos cargos del Ministerio de Agricultura mantendrán mañana en Madrid con responsables de las organizaciones agrarias, los operadores comerciales y la industria. Las reivindicaciones del sector citrícola se dirigen tanto a las Administraciones autonómicas, como a la central y a Bruselas. Algunas de las principales medidas que se plantean son:

–       Plan de reestructuración para las variedades con problemas  comerciales.

–       Retirada de un volumen suficiente de cítricos para aliviar el mercado en fresco con medidas como, entre otras, la transformación en zumo con destino a distribución gratuita.

–       Estudio sobre el impacto de los acuerdos comerciales con terceros países y exigir la reciprocidad de las normativas europeas en materia fitosanitaria y laboral.

–       Reforzar las medidas para la detección precoz de organismos nocivos foráneos y sus vectores para evitar su entrada y asentamiento.

–       Reforzar la contratación de personal altamente cualificado en Bruselas para que defienda de manera permanente y activa los intereses de la citricultura.

–       Mejora de los mecanismos de gestión de crisis dentro de la reforma de la    PAC.

Mientras se siguen dando pasos efectivos para la reactivación plena de la actividad de Intercitrus, sus miembros se reafirman en el compromiso de seguir trabajando de forma coordinada en defensa de los intereses del sector citrícola.

Concentración para exigir soluciones ante la crisis de citricultores

VA-ASAJA,  FEPAC-ASAJA Castellón y UPA-PV acuerdan manifestarse el próximo  viernes 14 de diciembre ante las puertas de la Conselleria de Agricultura

Las organizaciones agrarias convocan una concentración para exigir soluciones ante la crisis que arruina a los citricultores

 

Valencia, 5 de diciembre de 2018. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), la Federación Provincial de Agricultores de Castellón (FEPAC-ASAJA), y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA-PV) han acordado convocar, para el próximo viernes 14 de diciembre, una concentración de protesta ante las puertas de la conselleria de Agricultura con el objeto de exigir soluciones, que queden debidamente plasmadas en compromisos firmes, a la dura crisis de precios que está arruinando a miles de productores valencianos durante la presente campaña.

Diversas circunstancias negativas -motivadas tanto por la situación de los mercados como por el comportamiento del clima- han terminado por desembocar en una coyuntura tremendamente adversa que se está traduciendo en pérdidas millonarias para los agricultores dedicados al cultivo de la naranja, unas pérdidas que, de acuerdo con las valoraciones de las propias organizaciones agrarias, se situarían en torno a los 163 millones de euros.

Los dirigentes de las organizaciones agrarias convocantes de la protesta coinciden a la hora de señalar que el actual panorama que presenta la citricultura es insostenible y, por ello, resulta imprescindible expresar el malestar de los productores con la finalidad de reclamar tanto medidas concretas a corto plazo que alivien los problemas más inmediatos, como una hoja de ruta de cara al futuro que permita al sector dotarse de los instrumentos necesarios para aumentar su capacidad competitiva.

Respecto a la reunión mantenida el pasado martes entre los responsables de las organizaciones agrarias y la conselleria de Agricultura, AVA-ASAJA, FEPAC-ASAJA Castellón y UPA-PV valoran positivamente la buena predisposición mostrada por el departamento de la Generalitat que dirige Elena Cebrián, pero consideran al mismo tiempo que ante la gravedad de la situación que atraviesa la citricultura ya no bastan buenas palabras y señalan que los únicos compromisos obtenidos se han limitado a facilitar préstamos bonificados, reclamar rebajas fiscales al Gobierno central y preparar un plan de reestructuración varietal, lo cual resulta absolutamente insuficiente.

Mientras tanto, las organizaciones agrarias muestran su plena disposición a seguir negociando con la conselleria la elaboración de un plan para la citricultura valenciana y entre las peticiones y reivindicaciones, dirigidas a todas las administraciones, que han puesto sobre la mesa destacan, entre otras:

–       Ayudas de mínimis.

–       Plan de reestructuración para las parcelas inundadas con afección del arbolado y para las variedades precoces con problemas comerciales en el primer tramo de la campaña.

–       Retirada de 250.000 toneladas para aliviar el mercado en fresco.

–       Renegociación de los acuerdos comerciales, especialmente con Sudáfrica, pero también con los países del Cono Sur americano, y con aquellos otros que como Egipto, Turquía o Marruecos compiten igualmente con nuestros cítricos de manera desleal.

–       Establecimiento, mientras tanto, de una cláusula de salvaguardia con los referidos países.

–       Exigir la reciprocidad de las normativas europeas en materia fitosanitaria y laboral a las producciones de cítricos procedentes de terceros países y reclamar la implantación de un tratamiento de frío a todos los cítricos originarios de terceros países con plagas de cuarentana.

–       Contratación de personal en Bruselas para que, en coordinación con las organizaciones agrarias, ejerzan la función de lobby permanente en materia de comercio internacional.

El convenio del campo en Jaén esta amortizado

COAG Jaén considera que el convenio del campo en Jaén está amortizado y pide uno a nivel regional

Un convenio en el que no haya diferencias en el pago de jornales para un mismo cultivo, que provocan una brecha salarial entre provincias para un mismo trabajo, como es el caso de la recogida de la aceituna.

Un olivarero, con ocho personas contratadas en una campaña de 60 días, pagará en la provincia de Jaén un coste salarial de 4.305,6 euros más que Córdoba y 6.614,4 euros más que en Granada, provincias limítrofes, o 8.424 euros más que en Huelva y 8.798,4 euros más que Cádiz, que son las provincias con los jornales más bajos.

 

Jaén, 4 de diciembre de 2018. COAG Jaén propone la negociación de un convenio del campo a nivel regional, que se firme por las tres principales organizaciones agrarias (Asaja, UPA y COAG) y por los principales sindicatos UGT y CCOO. Un convenio en el que se recojan las peculiaridades de los distintos cultivos existentes en las ocho provincias andaluzas, pero en el que no haya diferencias en el pago de jornales para un mismo cultivo, que provocan una brecha salarial entre provincias para un mismo trabajo, como es el caso de la recogida de la aceituna.

El hecho de que haya un convenio del campo por cada una de las ocho provincias andaluzas, da lugar a situaciones como las que se está produciendo este año, de forma que en zonas territoriales limítrofes se pague por un mismo trabajo, jornales con entre cinco y diez euros de diferencia en la recogida de la aceituna, lo que provoca una distorsión competencial entre olivareros, especialmente en la provincia de Jaén donde más empleo se genera por el tipo de olivar que tiene.

El convenio del campo que se firmó ayer en Jaén por los sindicatos UGT y CCOO y las organizaciones agrarias Asaja y UPA, es en opinión de esta organización un convenio “amortizado, que no tiene recorrido”, en el que además de incluir el salario más caro, muy por encima de la media de Andalucía presenta importantes carencias en cuestiones fundamentales como la seguridad y salud laboral, que tanta incidencia tienen para el sector agrario.

Como ejemplo, el último convenio del campo en firmarse, el de Huelva, y que afecta a unos 80.000 trabajadores, consensuado por todas las organizaciones agrarias y sindicales, prevé una subida salarial del 3% (2,3 + 0,70%), inferior a la de la provincia de Jaén que se firma hoy (+3,2%) y eso que los onubenses son los que tienen los jornales del campo más bajos de la comunidad.

Un eventual vareador en la campaña de la aceituna, cobraría en Huelva unos 39,75 euros diarios, 13,66 euros menos que en la provincia de Jaén (53,42 euros). En el caso de Córdoba, el convenio firmado en 2017 por Asaja, Coag, UGT y CCOO y con vigencia hasta el 2020 establece aumentos salariales de 1,4% para este año 2018 y para el 2019; y el 1,5% en 2020. El salario medio diario de un recolector en la aceituna es de unos 48 euros, unos 6 euros menos que en provincia de Jaén.

De esta forma un olivarero, con ocho personas contratadas en una campaña de 60 días, pagará en la provincia de Jaén un coste salarial de 4.305,6 euros más que Córdoba y 6.614,4 euros más que en Granada, provincias limítrofes. Las diferencias son mayores si los comparamos con Cádiz y Huelva, de 8.798,4 euros y 8.424 euros, respectivamente. (VER TABLA)

No es solo cuestión de dinero, porque muchas veces en los destajos se paga a trabajadores cualificados incluso por encima del precio establecido en convenio, pero esta situación puede perjudicar a la gente joven que inicia su vida laboral y propiciar una más rápida mecanización de las labores del campo, como ya está ocurriendo.

Consideramos que sería más beneficioso para el sector que se homogeneizasen salarios y derechos en todas las provincias de nuestra comunidad autónoma, existiendo las mismas condiciones laborales y sociales para los trabajadores, sin discriminación por el hecho de trabajar en un lugar u otro.

 

PROVINCIAS COSTE JORNAL/HORA COSTE SALARIAL/HORA COSTE SALARIAL PARA EL EMPRESARIO CON 8 PERSONAS CONTRATADAS DURANTE 60 DÍAS DIFERENCIA COSTE SALARIAL ENTRE RESTO PROVINCIAS Y JAÉN (1)
ALMERÍA* 7,03 EUROS 9,10 EUROS
    1. EUROS
+6.177,6
CÁDIZ 6,16 EUROS 8,26 EUROS 25.771,2 EUROS +8.798,4
CÓRDOBA 7,78 EUROS 9,70 EUROS 30.264 EUROS +4.305,6
GRANADA 7,11 EUROS 8,96 EUROS 27.955,2 EUROS +6.614,4
HUELVA 6,31 EUROS 8,38 EUROS 26.145,6 EUROS +8.424
JAÉN 8,86 EUROS 11,08 EUROS 34.569,6 EUROS        =
MÁLAGA 7,29 EUROS 9,21 EUROS 28.735,2 EUROS +5.834,4
SEVILLA 8,05 EUROS 9,99 EUROS 31.168,8 EUROS +3.400,8

 

*El convenio del campo de la provincia de Almería no está actualizado, desde que cumplió el último en 2015.

(1) Cantidad mayor de dinero que paga en Jaén, respecto a cada provincia, un empresario con 8 trabajadores en 60 días de campaña.